La policía china vuelve a matar a varios tibetanos durante una protesta

La policía paramilitar de la provincia china de Sichuan abrió fuego anoche contra un grupo de manifestantes tibetanos que pedían la liberación de dos monjes detenidos, matando e hiriendo a un número indeterminado de personas, según Radio Free Asia.

Alrededor de las 8 de la tarde del jueves 3 de abril, la Policía Armada del Pueblo disparó contra varios cientos de monjes del monasterio de Tongkor, en Kardze, y también vecinos, según testigos.

Los testigos, que han preferido mantenerse en el anonimato, han dicho que unas 15 personas murieron y varias docenas heridas, sin haberse podido concretar más las cifras por ahora. La comunicación telefónica con toda la región fue cortada después del tiroteo y no se pudo actualizar la información.

La agencia oficial de noticias, Xinhua, informó de disturbios fuera de las oficinas del gobierno en Kardze, pero no hicieron mención alguna a las muertes. Únicamente informan de un funcionario que, según la agencia, “fue atacado y herido de gravedad” y que la policía “se vió forzada a realizar disparos de advertencia y aplacar la violencia”. (LPT: En semanas anteriores, la misma agencia ya se refirió a auténticas masacres, incluidos fusilamientos, como “disparos de advertencia”).

Otra fuente ha informado que “han matado a un monje y a siete tibetanos más. Ayer por la mañana la policía vino a algunos hogares tibetanos y dijeron que no lloraran por los tibetanos que habían muerto en enfrentamientos de días pasados y que no pusieran imágenes del Dalai Lama. Entonces la gente se enfrentó a la policía. Han dado palizas a mucha gente y ha habido muchas detenciones”.

Los altercados cercanos al monasterio de Tongkor -que no se había visto afectado por las protestas hasta esta misma semana- comenzaron después de que las autoridades chinas intentasen empezar una campaña de “educación patriótica” para intentar acabar con las manifestaciones pro-tibetanas.

Pero cuando intentaron obligar a estudiar al lama principal, Lobsang Jamyang, el pasado miércoles, se negó, según ha informado una fuente de total fiabilidad. El lama dijo a las autoridades: “No podemos criticar al Dalai Lama, pero no puedo negarme […] a que haya protestas aquí”. También rogó hacer una consulta entre los 400 monjes del monasterio. En la reunión, uno de los monjes, Yeshe Nyima, dijo: “No podemos criticar al Dalai Lama, aunque nos cueste la vida”. Los demás monjes se mostraron de acuerdo.

Una vez finalizada la reunión, Lobsang Jamyang hizo un informe para el agente de policía al cargo, que respondió: “Dile a todos que quien quiera protestar, que proteste, adelante, que los aplastaremos”.

La policía también hizo un registro en el monasterio, encontrando y destruyendo imágenes del Dalai Lama y retirando fotos del anterior lama, Tongkor Shabdrung, según testigos. La policía además arrestó al monje Tsultrim Tenzin, de 74 años, y a un tibetano laico identificado como Tsultrim Phuntsok, de 26 años.

Al día siguiente, unos 350 monjes y 350 laicos se concentraron para pedir la puesta en libertad del joven. Los oficiales dijeron que se retirasen y se calmaran, y el hombre sería liberado en 25 minutos. La gente se negó a irse y a las 8 de la tarde la policía abrió fuego contra ellos.

Entre los muertos se encuentran tres monjes: Samten (27 años), Lobsang Rinchen (veiteañero) y Zunde. Entre los laicos están personas identificadas como Phurbu Delek (30), seis mujeres llamadas Sangmo (34), Tenlo (32), Tsering Yangzom, Tseyang Kyi (23), Druklot Tso (34) y Tsering Lhamo, así como un niño varón. Las otras víctimas no pudieron ser identificadas antes de interrumpirse el servicio telefónico. Además, dos monjes llamados Nyima y Thubten Gelek fueron heridos de gravedad.

[…]

Un agente de policía de la oficina de asuntos religiosos negó los hechos: “No, solo son mentiras. ¿Quién ha dicho eso?” Preguntado por qué los monjes habrían abandonado el monasterio, el oficial respondió: “¿Quién ha dicho que hayan salido del monasterio? No. Todo va bien”. Otro agente de Seguridad Pública declaró: “No sé nada sobre todo esto”. Sin embargo, un ciudadano chino de etnia han ha asegurado a RFA que el altercado pudo verse por televisión.

Todo el territorio tibetano sigue completamente bloqueado al exterior y las tropas del ejército continúan en alerta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: