Empeora la situación en Lithang


(Ver también la noticia anterior para más información)

Después del despliegue masivo del ejército chino y el arresto de cinco tibetanos más por manifestarse en Lithang, la vida cotidiana de la región se ha visto seriamente afectada.

La Oficina de Seguridad Pública y la Policía Armada del Pueblo detuvo a cinco tibetanos -despues de una quincena más, como podéis ver en la noticia anterior- por manifestarse pacíficamente. Fueron brutalmente apaleados, maltratados públicamente e introducidos por la fuerza en furgones militares, según informa el Centro Tibetano de Derechos Humanos y Democracia basándose en testimonios de testigos presenciales.

Según los presentes, las tiendas y restaurantes estuvieron cerrados ayer martes. El tráfico entre Lithang y Bathang se ha cortado y se han desplegado un gran número de tropas del ejército en toda la zona para asegurarse de que no hay más protestas pro-tibetanas. El número de detenidos en lo que lleva de semana asciende ya a 21, cuando falta menos de un mes para conmemorarse el 50 aniversario del levantamiento popular que se enfrentó a la invasión militar china y que acabó con un violento aplastamiento y la huida de miles de tibetanos a la India, entre ellos Su Santidad el Dalai Lama.

Entre los últimos cinco detenidos, tres fueron identificados como Damdul (líder del asentamiento de Dekyi), Yanglo y Dolma, todos ellos nómadas de la zona de Sako. Sin embargo, se sabe que Yanglo y Dolma fueron puestos en libertad anoche. Por su parte, Sonam Tenpa y Lobsang Tenzin, que habían resultado heridos después de recibir una paliza, siguen en paradero desconocido para sus allegados. Lobsang Lhundup, el monje del monasterio de Nekhor que inició en solitario la protesta pacífica en Lithang el pasado día 15 sigue detenido en el centro de detenciones comarcal. Otros se encuentran en los centros de Lithang Tsagha.

Después de conocer lo sucedido, familiares y allegados fueron a visitarles a los centros. Para su sorpresa, Gelek Kunga, uno de los detenidos ayer, no se encuentra en ninguno de ellos y nadie le ha vuelto a ver. Muchos temen que próximamente reciban la peor de las noticias.

Una vez más, el Centro Tibetano por los Derechos Humanos y la Democracia y otros grupos han pedido al gobierno chino que localice y garantice la seguridad de todos los detenidos. El TCHRD ha demandado que todos ellos dispongan acceso inmediato e incondicional a representación legal, derecho a ser visitados por sus familias y derecho a que los heridos reciban atención médica.

Los tibetanos que viven en su propio país muy rara vez tienen acceso a este tipo de derechos, teniendo prioridad los chinos de etnia han.

Fuente: Tibet.net /

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: