Archive | mayo 2009

Seis mujeres son tiroteadas por el ejército durante una protesta en Karze

Al menos seis mujeres tibetanas han resultado gravemente heridas por arma de fuego después de que las fuerzas de seguridad chinas disparasen contra un grupo de tibetanos en el condado de Tawu cuando protestaban contra el traslado forzoso de decenas de compatriotas, según han informado varios medios este lunes.

La Oficina de Seguridad Pública y la Policía Armada dispararon indiscriminadamente contra los vecinos cuando rondaban las 11 de la mañana del pasado domingo 24 de mayo. Según los testigos, el incidente parece ser debido a la construcción, por parte del gobierno chino, de una gran presa hidroeléctrica entre los condados de Nyagchu y Tawu, que resultaría en un traslado forzoso de tibetanos nativos. El gobierno ha coaccionado a los vecinos de Tawu a firmar un documento, ya que estaba previsto que las obras de construcción comenzasen a principios de 2008. Un año después, las autoridades chinas han vuelto a organizar planes de realojo, algo a lo que los tibetanos se niegan tajantemente.

Así, el pasado 5 de mayo el gobierno chino desplegó un gran número de policías armados en la región, destruyendo los hogares de varias familias, entre ellas las de Ati Gyatso Tsang y Chego Pezi Tsang. Antes, las autoridades mantuvieron una reunión en la que decicieron desplazar a los vecinos de Wara mato a otro lugar y plantaron en el suelo una columna de piedra. Los residentes, furiosos y liderados por una anciana de más de 70 años llamada Lhamo, se negaron a moverse asegurando ser los propietarios legítimos de los terrenos, y destruyeron la columna. Los vecinos de los distritos de Tawu y Nyagchu se manifestaron conjuntamente para protestar por la amplia presencia militar el día 24 por la mañana, a lo que los chinos respondieron hiriendo de gravedad a seis mujeres.

Las mujeres han sido identificadas como Tsering Lhamo, Rigzin Lhamo, Dolma, Kelsang, Dolkar y Khaying. Los testigos que han facilitado información no pudieron asegurarse de que las heridas estuvieran vivas o muertas, ya que después de ser tiroteadas fueron desalojadas del lugar por la fuerza.

Fuente: Tibet.net

Anuncios

Preocupación por la situación de los últimos condenados en los juzgados de Lhasa

Los familiares de los cuatro tibetanos condenados a muerte y de un quinto sentenciado a cadena perpetua por un tribunal chino por participar en las protestas del año pasado están seriamente preocupados ya que se desconoce su paradero desde que se anunciaron los veredictos el pasado 8 de abril.

El juzgado de Lhasa anunció la condena a muerte de Lobsang Gyaltsen, de 27 años; Kangtsug, 22; Loyak, 25 (en la foto, con claros signos de haber sufrido golpes en la cara); y Tenzin Phuntsok, 27, mientras que un quinto joven, Dawa Sangpo, de 30 años, pintor y escultor de profesión, fue detenido durante 15 días sin acusación alguna, varios días antes de que comenzasen las protestas. Después, se le condenó a cadena perpetua acusado de haber participado en ellas. Tiene un hijo de 16 años, que vive con su madre, llamada Lhakpa.

Según las leyes chinas, es obligatorio que los juzgados de nivel intermedio, como el de Lhasa, informen de las sentencias a muerte al Tribunal Supremo en un plazo máximo de seis semanas. Sin embargo, este plazo finalizó el martes 21 de mayo y no se conoce el paradero de los detenidos ni en qué situación se encuentran.

Según los medios de comunicación chinos, el gobierno los juzgó de forma pública. Sin embargo, sus familiares aseguran que esa no era la información que les habían facilitado y que cuando pidieron la asistencia de abogados, se les negó la posibilidad de defenderse.

El mismo tribunal condenó a dos mujeres tibetanas a muerte y a cadena perpetua el pasado 21 de abril. Sus familiares denuncian que las jóvenes no recibieron un juicio ni público ni justo, y que fueron coaccionadas a declararse culpables. Según un portavoz del juzgado, Penkyi (21), natural de Norbu, en el condado de Sakya, ha sido condenada a cadena perpetua por incendiar dos tiendas de ropa causando la muerte del propietario de una de ellas, según el funcionario. No ha sido la única persona tibetana acusada recientemente de haber provocado incendios.

Otra persona llamada Penkyi (23), del condado de Nyemo, fue condenada a cadena perpetua, mientras que Chime Lhamo (20) pasará en prisión diez años, añade el funcionario.

La Administración Central Tibetana y diversos grupos de defensa de los Derechos Humanos han mostrado ya su firme condena y honda preocupación ante las sentencias arbitrarias impuestas a los tibetanos en China.

Fuente: Tibet.Net

Cinco jóvenes recién huídos de Tíbet ofrecen rueda de prensa en Dharamsala

Cinco jóvenes tibetanos, que participaron en protestas pacíficas en el Noreste de Tíbet el año pasado contra cinco décadas de abusos por parte del gobierno chino, dieron un repaso detallado a las políticas de marginalización del gobierno contra su identidad, y sobre la brutal represión desatada por las autoridades a partir del 10 de marzo de 2008.

Los cinco tibetanos son Gedun Gyatso, Kelsang Jinpa, Jamyang Jinpa, Losang Gyatso y Jigme Gyatso.

Gedun Gyatso y Kelsang Gyatso tomaron parte en las protestas de Sangchu (Labrang) el 14 de marzo de 2008. El 9 de abril siguiente, Jamyang Jinpa, Losang Gyatso y Jigme Gyatso hablaron abiertamente frente a una representación de medios extranjeros sobre las políticas represivas de las autoridades chinas sobre Tíbet y el estado de miedo e intimidación constantes en el que viven los tibetanos.

Han pasado todo un año viviendo en los bosques por temor a ser arrestados y torturados, y finalmente han conseguido escapar del país. Los cinco hablaron con los medios el pasado lunes después de que llegaran sanos y salvos a Dharamsala (India), donde tiene su sede Su Santidad el Dalai Lama y el Gobierno Tibetano en el Exilio. La rueda de prensa fue organizada por el Comité Central Ejecutivo de Domey.

Hablaron sobre las duras medidas del gobierno dirigidas contra el pueblo tibetano e hicieron un repaso a los inimaginables sufrimientos que su gente debe sopoñrtar después de la violenta supresión de su llamamiento por conseguir más libertad, independencia y el regreso de Su Santidad el Dalai Lama.

En sus testimonios aseguraron que, sin ninguna duda, fue el pueblo tibetano quien de forma voluntaria inició las protestas al saber que la existencia de su identidad está a punto del exterminio. Negaron rotundamente las acusaciones del gobierno chino, según las cuales el Dalai Lama estaría detrás de las protestas, añadiendo que las autoridades se ceban especialmente con los tibetanos de la comunidad monástica y los monjes novicios, espina dorsal de la identidad tibetana, obligándoles por la fuerza a ser adoctrinados en clases de “reeducación patriótica”.

Fuente: Tibet.Net

Un juez de la Audiencia Nacional tomará declaración a ocho ministros y altos cargos chinos por presunto delito de crímenes contra la Humanidad

El juez español Santiago Pedraz anunció el martes que ha solicitado interrogar a ocho líderes políticos y militares chinos, incluidos tres ministros, sobre posibles crímenes contra la humandad en el Tíbet, según ha informado la agencia de noticias alemana DPA.
Los sospechosos nombrados por Pedras incluyen al Ministro de Defensa, Lian Guanglie, al Ministro de Seguridad de Estado, Geng Huichang, y el Ministro de Seguridad Pública, Meng Jianzhu. Los demás son el Secretario del Partido Comunista por Tíbet, Zhang Qingli, el miembro del politburó Wang Lequan, el director de la Comisión de Asuntos Étnicos Li Dezhu, el Comandante del Ejército de Liberación Popular de Lhasa Tong Guishan y el Comisionado Político del Comando Militar Chengdu, Zhan Guihua.

Pedraz aceptó con anterioridad investigar una denuncia presentada por varios grupos de apoyo al Tíbet, que acusaba a China de “atacar generalizada y sistemáticamente” a la población tibetana tras las manifestaciones pacíficas de marzo de 2008, una represión que ha supuesto ya la muerte de más de 200 personas y casi 6000 desaparecidos, mientras que 1000 personas siguen gravemente heridas, según el mismo documento.

La población de Tíbet han sido perseguida “por motivos que han sido universalmente reconocidos como inaceptables”, ha manifestado por escrito el magistrado tras la declaración de varios testigos, añadiendo que podría interrogar a los acusados en la Audiencia Naciona española o bien ante un tribunal chino.

Además, otro juez de la Audiencia Nacional [Baltasar Garzón] se encuentra investigando presuntos delitos de genocidio en Tíbet durante los años 80 y 90.

La Audiencia Nacional ya ha investigado una serie de presuntos crímenes contra los derechos humanos en otros países alegando que son delitos que competen a la jurisdicción universal.

Fuente: Tibet.net / DPA.