Archive | febrero 2010

Tensión en Khekor por colgar bandera tibetana

La policía armada en Khekor (municipio de Seda) intentó sin éxito arrestar a dos jóvenes tibetanos, Rinchen Dorje (23) y Drukchung (24), que se resistieron cuando la policía intentó retirar una bandera tibetana que habían colgado de un poste eléctrico el pasado 14 de febrero.

Según testigos, la seguridad se ha endurecido en la zona a partir del día 18, con la presencia de varios cientos de militares y policías armados.

Fuente: Dossier Tibet

Anuncios

Obama disimula ante China su apoyo al Dalai Lama recibiéndole discretamente

Su Santidad habla con la prensa tras la reunión de ayer con Barack Obama

AGENCIAS — El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, recibió ayer al Dalai Lama en la Casa Blanca, pese a la advertencia de China de que esta cita con el exiliado líder espiritual tibetano podría dañar más los ya deteriorados lazos entre ambas naciones.

A pesar de las amenazas difundidas por el Ejecutivo de Pekín, el mandatario norteamericano abogó, tras la reunión y en un comunicado a la prensa, por el diálogo directo entre China y Tíbet, aunque también reconoció la importancia de la colaboración entre Estados Unidos y China.

El Dalai Lama, por su parte, se declaró «muy contento» con el recibimiento y aseguró que durante el encuentro de una hora en la Sala de Mapas de la Casa Blanca, sin presencia de los medios, el presidente Obama le expresó todo su «apoyo». En sus declaraciones a los reporteros, señaló que había manifestado al dirigente su admiración por Estados Unidos como un «campeón en democracia, libertad y valores humanos», además de creatividad.

Este polémico encuentro y las últimas disputas entre ambos Estados, provocadas por la oferta norteamericana para vender armas a Taiwán, podrían complicar los esfuerzos de Estados Unidos para conseguir que China apoye nuevas sanciones contra Irán, con el objetivo de disuadirle de seguir adelante con su programa nuclear, así como para solucionar el contencioso atómico norcoreano y lograr un nuevo acuerdo sobre el cambio climático.

La víspera de la visita del Dalai Lama, el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, declaró que la relación entre Washington y Pekín es «madura» y capaz de soportar desacuerdos. No obstante, el Ejecutivo estadounidense, consciente de las sensibilidades chinas, intentó mantener el equilibrio durante la visita. Así, Obama -al igual que sus predecesores- negó al líder espiritual el simbolismo de recibirle en el Despacho Oval y el encuentro tuvo lugar en la Sala de Mapas, enviando a Pekín la señal de que el monje tibetano no fue recibido como un líder político.

El Dalai Lama entró en la Casa Blanca lejos de las miradas de los periodistas y la reunión no tuvo cobertura mediática.

La histórica cita fue recibida por los tibetanos que residen cerca del lugar de nacimiento del Dalai Lama, en el noroeste de China, con fuegos artificiales.

Los monjes budistas del condado de Tongren realizaron a medianoche un espectáculo pirotécnico que se extendió por todo un valle plagado de monasterios. «Mi corazón está lleno de alegría», declaró el monje Johkang, a las puertas de su residencia en una región montañosa de Qinghai.

Un preso tibetano escapa llevándose secuestrado a funcionario chino

Un tibetano ha secuestrado a un funcionario de prisiones chino como represalia por el durísimo trato recibido durante su detención, por lo que las autoridades han puesto en marcha una operación de busca y captura y se ofrece una recompensa de 14.000 dólares.

Según fuentes de la región, cuyas comunidades tibetanas se encuentran bajo toque de queda desde marzo de 2008, el guardia fue secuestrado el pasado 1 de febrero en el condado de Kardze.

“Uno de los presos tibetanos, conocido como Pasang, retuvo por la fuerza a uno de los guardias y escapó de la cárcel”, indica una fuente.

Pasang es nativo del condado de Payul (Kardze). Según un allegado, Pasang fue arrestado junto a algunas personas más, acusados de matar a un hombre, aunque todavía está a la espera de juicio.

El suceso ha provocado una operación de busca y captura, con carreteras cortadas y cientos de policías montando puestos de vigilancia a lo largo de la carretera que dirige a Tonkor.

Según fuentes locales dicen que el funcionario chino secuestrado ya tenía fama de tratar a los presos tibetanos con crueldad. Kasong Chang, que así se llama, se quedaba con la comida y el dinero que recibían los tibetanos. “Tenía el vicio de torturar a los presos tibetanos, particularmente a los que tomaron parte de las protestas de 2008”, explica otra fuente.

La policía ha pedido la colaboración de los vecinos, solicitando a todos buscar a Pasang, con una recompensa potencial de 100.000 yuans.

Los vecinos de Kardze, parte de lo que los tibetanos han conocido siempre como región de Kham, siempre han sido conocidos por sus enérgicas protestas ante la dominación china.

Fuente: Dossier Tibet.