Un monje incomunicado desde hace dos años, sentenciado ahora a siete de prisión

En la foto: Un militar chino
supervisa las actividades
de un grupo de monjes.

Un juzgado de la provincia de Sichuan ha sentenciado a un monje tibetano que permanecía incomunicado desde su arresto en julio de 2008, a siete años de prisión y privación de derechos políticos durante un año, según ha confirmado el Centro Tibetano por los Derechos Humanos y la Democracia (TCHRD).
El tribunal de Kardze ha sentenciado al Venerable Ngagchung, de 39 años y residente en el Instituto Budista de Larung Gar (Serthar), pero no se conoce la fecha precisa del juicio, de qué se le acusaba, o si recibió asistencia legal -que el gobierno Chino dice garantizar y a la que tiene derecho según las leyes internacionales-. El TCHRD cuestiona la legalidad de la sentencia y ha solicitado a la comunidad internacional que intervenga en el asunto. Se sabe que fue juzgado sin que su familia supiese nada de él desde que fue arrestado, y que el proceso se llevó a cabo sin cumplir con los estándares judiciales internacionales mínimos y fundamentales para asegurar su legalidad.

El monje fue detenido por oficiales de la Oficina de Seguridad Pública el 8 de julio de 2008 junto a otros dos monjes, Taphun y Gudrak, como sospechosos de filtrar información sobre la situación real del Tíbet a “fuerzas separatistas del exterior” durante las protestas que se iniciaron aquel año. En el momento de su detención se encontraban en Chengdu con motivo de un viaje relacionado con actividades de su monasterio.

Aunque Gudrak y Taphun -que son hermanos- fueron puestos en libertad tras ser interrogados, Ngagchung fue retenido y no se le ha permitido comunicarse con nadie desde entonces. Siempre que su familia ha solicitado reunirse con él o conocer su estado de salud, no se les ha permitido. Actualmente se sabe que está encarcelado en una prisión llamada Ya’An, a las afueras de Chengdu capital.

Ngagchung (en la foto) es sobrino del fallecido Khenpo Jigme Phuntsok, un maestro budista muy respetado, fundador del Instituto Budista de Larung Bar. Ngagchung ha estudiado filosofía budista en este monasterio durante más de 20 años, participando de forma entusiasta en sus actividades y ganándose el respeto de todos sus compañeros.

El Instituto de Larung Gar ya ha sido testigo de numerosas incursiones por parte de las autoridades chinas en 1999 y 2000 con motivo de la “reeducación patriótica”, los cursos obligatorios que el gobierno chino impone a los monjes por la fuerza y que incluye denunciar al Dalai Lama. El 18 de abril de 2001, las autoridades chinas impusieron una cuota a todos los monjes que estudiaban en el Instituto, y unos 7000 tuvieron que irse. Dos meses después, aparecieron cincuenta camiones y jeeps del ejército, y bajo la protección de miles de agentes de seguridad que montaron campaña a su alrededor, destrozaron por completo las instalaciones.

El fundador del Instituto, Khenpo Jigme Phuntsok, falleció en un hospital de Chengdu el 7 de enero de 2004 bajo circunstancias sospechosas, cuando contaba con 70. (Lo habitual para los maestros tibetanos es que fallezcan tranquila y serenamente junto a sus estudiantes).

Fuente: TCHRD

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: