Archive | noviembre 2010

6.000 nómadas tibetanos más se enfrentan a la reubicación forzosa

El gobierno chino informó ayer domingo a través de sus medios de comunicación oficiales que ha “ayudado” a trasladar a unos 6.000 tibetanos nómadas de 1300 familias del condado de Gyalthang, en la provincia china de Yunnan, a viviendas fijas, una práctica habitual del gobierno para tener controlados a los tibetanos nómadas y muy controvertida, ya que según grupos de Derechos Humanos se cometen graves abusos.

La relocación forzosa de tibetanos nómadas en la llamada “Region Autónoma del Tíbet” y en áreas próximas del Tíbet histórico, como las provincias de Sichuan, Gansu y Qinghai, además de Yunnan, empezó en el año 2000 y se ha vuelto más frecuente desde 2003. Es una práctica parecida a la que tuvo lugar durante los siglos 19 y 20, cuando se obligó a los nómadas nativos norteamericanos a vivir en reservas.

Se dice que los traslados masivos están relacionados con los esfuerzos de Pekín de desarrollar la China occidental, más pobre, para acercarla a la China oriental, más próspera. Desde entonces, según aseguran observadores de los Derechos Humanos, China ha estado obligando a los nómadas tibetanos a establecerse de forma fija en núcleos urbanos -que a menudo son auténticos guetos aislados en las llanuras sin apenas infraestructuras- para explotar los terrenos, dejándoles sin ningún medio para ganarse la vida, ya que se han dedicado a la ganadería itinerante desde hace generaciones.

Las reubicaciones se dispararon en vistas a los Juegos Olímpicos de 2008 y a los millones de turistas que visitarían la zona. Según el gobierno chino, era para proteger el medio ambiente y mejorar las condiciones de vida de los nómadas. Únicamente entre 2006 y 2007, el gobierno trasladó a 250.000 granjeros y nómadas tibetanos, prácticamente una décima parte de la población total, a las nuevas “aldeas socialistas”. Pero según se ha observado, a menudo fueron ellos mismos quienes fueron obligados a correr con los gastos de construcción de unas nuevas viviendas que no querían. Así, fueron forzados a abandonar su estilo de vida tradicional cayendo en una espiral de frustración y desesperación, incapaces de ganarse el sustento de formas que jamás habían puesto en práctica.

Típico pueblo de tibetanos trasladados, con casas a medio construir, calles sin asfaltar, sin infraestructuras, comercios, transporte...

Los traslados también suponen que la gran mayoría de los animales, que los tibetanos poseen en propiedad, deben ser sacrificados. Junto con esta pérdida, la comodidad de las nuevas viviendas deja mucho que desear y encontrar empleo es imposible debido a la falta de conocimientos y formación, aseguraba Human Rights Watch en un informe publicado en junio de 2007. Otros nómadas son obligados a abandonar las tierras en las que siempre han subsistido para dejar sitio a la construcción de embalses o carreteras.

China dice que su presencia en Tíbet ha significado la modernización de la región. Sin embargo, los críticos insisten en que lo único que consigue China con su modernización del Tíbet es prohibir la libertad de expresión, la libertad religiosa y el recorte de oportunidades en un país que, en apenas 50 años, ha pasado de ser un auténtico paraíso a ejemplo perfecto de absoluta catástrofe ecológica.

Fuente: Dossier Tibet, Human Rights Watch, ¡Libertad Para Tíbet!

Anuncios

WikiLeaks confirma que fue el gobierno chino quien pirateó ordenadores del Gobierno Tibetano en el Exilio

Los pro-tibetanos lo sospechamos inmediatamente cuando hace algún tiempo se supo que, en plena batalla entre el gobierno de China y Google (en la que el gigante de internet exigía -sin conseguirlo- que se respetase la libertad de información en sus búsquedas), piratas informáticos habían entrado en los sistemas de entre otros, el Gobierno Tibetano en el Exilio.

Se nos podría llamar malpensados, pero resulta que ahora, gracias a las muchísimas y muy polémicas filtraciones de la web WikiLeaks sobre comunicaciones secretas del gobierno de Estados Unidos relacionadas con la guerra de Irak y otros asuntos, se ha confirmado que fue el propio gobierno de China quien se sirvió de hackers profesionales para entrar en los ordenadores de Google, del gobierno de Estados Unidos y otros países aliados, y del Gobierno Tibetano del Dalai Lama.

Según las comunicaciones secretas publicadas ahora por WikiLeaks, habría sido alguien del gobierno chino quien lo confirmó el pasado mes de enero a la Embajada de Estados Unidos en Pekín. Se confirma así que no fueron hackers particulares ni una incursión digital esporádica, sino “una campaña coordinada de sabotaje informático llevada a cabo por operadores gubernamentales [chinos], expertos en seguridad privada y delincuentes informáticos contratados por el gobierno chino”, según ha publicado hoy el New York Times. Tanto es así, que no solo habrían entrado en los sistemas de Google o el Dalai Lama puntualmente cuando saltó el escándalo, sino que lo habrían estado haciendo en secreto desde 2002, según estas comunicaciones filtradas.

Monjas tibetanas liberadas con graves signos de tortura

Sonam Chödon, enferma mental debido a los golpes recibidos en la cabeza

Según el Centro Tibetano para los Derechos Humanos y la Democracia (TCHRD), con sede en Dharamsala, unas doscientas monjas budistas de los monasterios de Puruna y Yangteng fueron salvajemente torturadas y golpeadas por las autoridades chinas desde que fueron arrestadas el pasado 14 de mayo de 2008. Una de ellas, Sonam Chödon, de 36 años, natural del municipio de Lhoba (Kardze) ha llegado a encontrarse en un estado verdaderamente patético después de ser torturada repetidamente mientras se encontraba en prisión.

Según informó hace unas semanas la organización, el estado mental de la monja ha llegado a deteriorarse tanto que es incapaz de controlar su comportamiento, debido a los contínuos golpes con la culata de un arma de fuego que le provocaron graves heridas en la cabeza. Como es habitual en estos casos, cuando estado de salud ya era preocupante unos meses después, las autoridades chinas decidieron devolverla a su familia. Actualmente su estado mental es muy inestable, no deja de llorar y necesita estar acompañada en todo momento.

La mayoría de las otras monjas ya fueron puestas en libertad, pero siguiendo con la costumbre del régimen, se les prohibió seguir viviendo en los monasterios y fueron obligadas a volver con sus familias. El mismo día de su arresto, durante una concentración pacífica, también fue arrestado el abad de ambos monasterios, Tulku Purbu Tsering Rinpoché, que actualmente sigue en la prisión de Meyang, y su estado de salud es “muy crítico”, según el TCHRD.

Monjas durante una manifestación pacífica en el exilio

Por otro lado, otra monja encarcelada durante las protestas de 2008, Tashi Yangtso (también conocida como Taga), fue puesta en libertad la semana pasada. Fue detenida junto a dos compañeras, Achoe y Sochoe, después de que las tres protestasen contra el gobierno chino en su localidad, Kham Dhargay Gonpa. Fueron trasladadas a Chengdu, capital de la provincia de Sichuan, al Este de Tíbet. En la prisión, fueron torturadas brutalmente. Achoe y Sochoe fueron puestas en libertad cuando su salud se deterioró y las autoridades temieron que pudieran morir bajo su jurisdicción.

Sin embargo, Taga no fue liberada hasta la semana pasada. Tenía dos huesos rotos en la mano derecha, y se ha quedado sorda del oído derecho debido a los golpes. Además, en la cárcel se contagió de tuberculosis y desarrolló insuficiencia respiratoria crónica. Actualmente está siendo tratada en un hospital de Chengdu.

En la misma operación, las fuerzas armadas chinas arrestaron a doce monjas del monasterio de Drakar, 55 en el de Pang-ri y algunas otras de Gaden Choeling.

[Fuente: Dossier Tibet / WN.com]

El Dalai Lama confirma que se podría retirar de aquí a seis meses

Su Santidad hace postraciones en su residencia en Dharamsala

NUEVA DELHI — El líder espiritual tibetano, el Dalai Lama, ha dicho que lleva meses considerando retirarse en los próximos meses y que la decisión final será tomada después de consultarlo con el Kashag y otros miembros del gobierno tibetano en el exilio.

Su Santidad, de 76 años, que ha vivido en la India desde que se exilió en 1959, expresó su esperanza de poder volver a su país antes de morir.

“Creo que en los próximos seis meses”, dijo en una entrevista para televisión cuando se le preguntó si pensaba retirarse, como se ha estado rumoreando. Sin embargo, se apresuró a puntualizar: “No lo sé, tal vez en los próximos meses. Pienso que sí podría ser”, añadiendo que tomará su decisión definitiva después de discutirlo con el Parlamento Tibetano en el Exilio: “Les quiero informar sobre mi intención, aunque ya lo haya comentado alguna vez brevemente”.

Justificando su decisión, ha declarado que los tibetanos en el exilio ya se encargaron de modificar el gobierno en 2001 y que desde entonces las decisiones más importantes ya las toma el Kashag: “Desde entonces mi posición ha sido de semi-jubilación. Las decisiones importantes están en manos de los líderes políticos. Para que se ejerza una auténtica democracia, decidí que no me involucraría en esa clase de asuntos”, ha dicho.

A la pregunta de si la institución del Dalai Lama seguirá existiendo después de su muerte, contesta que si fallece dentro de pocos años, lo más probable es que la gente aludida, incluidos los mongoles y todos los budistas del Himalaya, querrían que así fuera.

En cuanto a cómo aparecería el próximo Dalai Lama, considerando que China no tiene ninguna simpatía por la institución, dice: “Pienso que ellos (los chinos) están más preocupados sobre el próximo Dalai Lama”.

Sobre la posibilidad de que él mismo nombrase en vida a su sucesor, se ha limitado a sugerir que si la gente realmente lo quiere, sí sería posible considerar la posibilidad de que haya un “Dalai Lama suplente” en caso de que muera o se hiciera muy viejo: “Si la gente de verdad quiere mantener esta institución, llegado el momento de mi muerte o si me hiciese muy viejo, entonces si fuese necesario habría algo así como un Dalai Lama suplente o algo parecido. No sé qué nombre sería el apropiado, no lo sé… Alguien que siguiera adelante con mi función”.

A la pregunta de si su sucesor estaría dentro de Tíbet o si formaría parte de la diáspora, el líder espiritual dice que será allá donde él muera. Si al fallecer sigue exiliado, lógicamente el próximo Dalai Lama también estaría fuera del Tíbet para continuar su labor.

Fuente: The Economic Times / Dossier Tibet

Se conoce ahora la sentencia a muerte de un tibetano en mayo, pero se ignora su paradero

Sonam Tsering, nativo del condado de Derge Palyul (Kham) fue sentenciado a la pena de muerte por un juzgado de Lhasa el pasado mes de mayo, según la información recibida por la Administración Central Tibetana.

El tribunal le condenó por su presunta participación en los disturbios del 14 de marzo de 2008. Tras las protestas, la Oficina de Seguridad Pública anunció recompensas económicas para aquellos que informasen de su paradero a la policía. Pero Sonam evitó ser detenido escondiéndose en distintos puntos de Lhasa con la ayuda de otros tibetanos, hasta que finalmente fue detenido en octubre de 2009. Desde entonces no se volvió a saber nada de él: Ni su paradero, ni si está vivo o muerto.

El mismo tribunal, se ha conocido ahora, también condenó a otros tibetanos a diversas condenas por -presuntamente- ayudar a mantener a Sonam Tsering escondido:

Tsewang Gyurme: 5 años.
Tashi Chödon: 7 años.
Dolyang de Markham: 4 años.
Yang (Kelyang) de Kongpo: 7 años.
Yeshi Tsomo (monja): 5 años.
Tayang: 5 años.
Pasang Tsering: 1 año.

Fuente: Dossier Tibet.

Convocatoria: Protesta por la “Semana de la cultura tibetana de China”

La comunidad pro-tibetana de Madrid se ha llevado las manos a la cabeza esta semana al celebrarse la “Semana de la Cultura Tibetana de China”, una serie de eventos organizados por el gobierno chino y Círculo de Lectores, con marcadísimo carácter patriótico que invade cada cartel, cada noticia, cada promoción…

Por ello, Foro Tibet ha convocado una marcha silenciosa como forma de protesta. Será este domingo 21 de noviembre de 2010 a las 12 del mediodía frente a la sede de Círculo de Lectores, en la calle O’Donnell, 10, justo en la esquina noreste del Parque del Retiro.

Por favor, pasa la voz entre todos tus conocidos pro-tibetanos, pro-derechos humanos, simpatizantes, budistas y amigos en general para protestar de forma pacífica y silenciosa por que algún día China deje de reírse en la cara de Tíbet. No olvides traer tu bandera tibetana, carteles, octavillas con información… ¡Pásalo urgentemente para que podamos ser el máximo de gente posible!

El Dalai Lama celebra la liberación de Aung San Suu Kyi

Doy la bienvenida a la liberación de mi compañera Nobel, Aung San Suu Kyi y hago llegar mi aprecio al régimen militar en Birmania. Hago llegar todo mi apoyo y solidaridad al movimiento democrático en Birmania y aprovecho esta oportunidad para apelar a las personas amantes de la libertad en todo el mundo a apoyar estos movimientos no-violentos.

Rezo y espero que el gobierno de la República Popular China ponga en libertad al compañero Nobel, Liu Xiaobo, y a otros presos de conciencia que han sido retenidos por ejercitar su libertad de expresión.

El Dalai Lama.

14 de noviembre, 2010.