Nepal ignora su acuerdo con ACNUR y refuerza la vigilancia armada con el auspicio de China

Una mujer tibetana es obligada a dejar paso a un autobús cargado de compatriotas camino de ser deportados a China. (Foto: Reuters)

Dharamsala — Fieles a su estilo, Nepal y China han acordado dar un paso más en el refuerzo de su frontera común en una apuesta por prevenir la entrada de tibetanos a Nepal y censurar las frecuentes protestas antichinas en el país, según ha confirmado la prensa nepalí. La decisión fue tomada durante un encuentro de altos oficiales de ambas nacionalidades el pasado domingo en Chautara, entre la capital Kathmandú y la frontera con Tíbet.

Como parte de un acuerdo de trece puntos, China y Nepal han decidido “endurecer la entrada de nacionales tibetanos a Nepal y sistematizar la distribución de pases temporales”. Este acuerdo forma parte de un trato para “facilitar el movimiento de nacionales nepalíes en el área de Tatopani”, fronteriza con Tíbet, asegura Hari Krishna Upadhaya, Jefe Administrativo del Distrito. Upadhaya fue el representante de Nepal mientras que China fue representada por Hadd-Bin, Jefe Administrativo de la Región de Nelam.

En Nepal viven unos 20.000 exiliados tibetanos y su capital ha sido escenario de importantes protestas anti-chinas en los últimos años, todas ellas caracterizadas por una brutal violencia por parte de la policía. Cada año, varios miles de tibetanos -incluidos monjes, ancianos y niños- escapan de Tíbet, llegando a Nepal con intención de llegar a la India, y algunos de ellos son detenidos y deportados a China, algo que ha despertado la condena de la comunidad internacional.

Bajo una fortísima influyencia china, el gobierno de Nepal ha intensificado aun más su seguridad para evitar que los activistas pro-tibetanos tomen parte en manifestaciones, incluso cuando son totalmente pacíficas.

Según recientes artículos en la prensa nepalí, China ha pedido a Nepal que disponga 10.000 agentes de seguridad en la frontera para enfrentarse a los tibetanos que intentan escapar e incluso adentrarse en territorio tibetano si es necesario. Pekín también se ha tomado la libertad de ofrecer de toda la logística necesaria para que Kathmandú colabore con su petición.

Ya a principios de noviembre, en un intento por controlar las actividades anti-chinas en nepal, China proporcionó un curso especial de dos semanas a la policía nepalí. El año pasado, por primera vez en la historia, Nepal anunció su decisión de endurecer la frontera con Tíbet desplegando agentes armados, lo que le valió duras críticas y acusaciones de que la decisión había sido tomada por presiones de China. Desde entonces, hay cada vez más soldados vigilando los movimientos de los tibetanos.

Tradicionalmente, Nepal siempre ha ayudado a los refugiados tibetanos ateniéndose a un acuerdo informal entre su gobierno y Naciones Unidas. El “Acuerdo de Caballeros” entre el gobierno de Nepal y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas por los Refugiados (ACNUR) tuvo lugar en 1989, asegurando que todos los exiliados tibetanos tienen derecho legal a transitar por Nepal en su camino hacia India. Sin embargo, Nepal depende en gran medida de China para su propio sustento, viéndose obligada a aceptar la política forzosa de defender “una sola China”, Tíbet incluído.

Fuente: Phayul

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , ,

Trackbacks / Pingbacks

  1. La policía nepalí detiene a seis exiliados tibetanos más | - 5 de enero de 2011

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: