China vuelve a blindar el Tíbet para Losar y el 10M

 

Como viene siendo habitual cada año, entre mediados de febrero y hasta finales de marzo, Tíbet se enfrenta a una nueva época de aislamiento del resto del mundo.

 

Las limitaciones impuestas por el gobierno chino abarcan dos fechas importantes en el calendario: El Año Nuevo Tibetano (Losar), que se celebra del 22 al 24 de febrero, y el Día del Levantamiento Nacional Tibetano, que se conmemora el 10 de marzo. En 2008 las manifestaciones del 10 de marzo fueron las más extensas de la historia del país, seguidas de una brutal represión por parte de China sólo superada por los bombardeos del ejército de Mao sobre Lhasa en 1959.

 

Según Associated Press, varias agencias de viaje de la capital ya han podido confirmar que durante las fechas indicadas no podrá entrar ningún extranjero al Tíbet, y por supuesto ningún medio de comunicación que no sea chino tendrá permiso para acceder a la zona. El propio departamento de turismo de Lhasa ha confirmado que se prohibe oficialmente la entrada de extranjeros entre el 20 de febrero y el 30 de marzo.

 

Este año las implicaciones políticas son todavía mayores si cabe, ya que los tibetanos, tanto en su país como en el exilio, están llamando a no celebrar las celebraciones de Losar como muestra de solidaridad con los dieciséis compatriotas que se han auto-inmolado en Tíbet en los últimos once meses, como protesta por la represión china y pidiendo el regreso del Dalai Lama.

 

Al parecer los funcionarios chinos están recurriendo una vez más a su costumbre de coaccionar a las familias tibetanas ofreciéndoles regalos y dinero para que celebren el Losar. Muchos tibetanos viven muy por debajo del umbral de la pobreza, y para quienes no obedezcan se pueden enfrentar a consecuencias terribles.

 

“No hemos visto ningún aviso por escrito, pero es lo mismo que con prohibiciones anteriores. No nos han dicho las razones, pero probablemente sea por el año nuevo tibetano”, le dijo un agente de viajes de Lhasa a un periodista de AP. “Los oficiales chinos muchas veces imponen normas sobre asuntos políticos delicados sólo verbalmente para luego poder negarlo y para no dar tanta impresión de estar imponiendo control”. Por ejemplo, en 2011 las autoridades chinas prohibieron la entrada de extranjeros durante las mismas fechas diciendo que hacía mucho frío y que los hoteles ya estaban completos. En junio, de nuevo los periodistas y también los estudiantes chinos de provincias vecinas a la Región Autónoma tuvieron prohibida la entrada, coincidiendo con otra festividad tibetana.

 

“Curiosamente”, las áreas tibetanas en las que se han producido la mayoría de los sacrificios a lo bonzo y que quedan fuera de la Región Autónoma también han sido restringidas a los viajeros.

 

Durante este periodo, los ciudadanos chinos sí tienen libertad para moverse libremente por Tíbet.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: