Se multiplica la propaganda comunista en Tíbet

 

Mientras la policía armada disparaba contra tibetanos inocentes en Amdo la semana pasada, las autoridades chinas todavía tenían tiempo para distribuir banderas chinas y fotos de los “líderes de la patria” entre los tibetanos en la meseta central.

 

Coincidiendo con el Año Nuevo chino, la agencia de noticias oficial del régimen, Xinhua, publicó que más de un millón de banderas chinas y retratos de cuatro generaciones de líderes chinos fueron distribuidos en monasterios, escuelas, oficinas y granjas tibetanos.

 

La distribución de estas banderas y retratos conlleva una fuerte connotación política, ya que los templos y los granjeros que se nieguen a colocarlos corren el riesgo de ofender a los líderes locales del Partido Comunista.

 

Esto quedó en evidencia cuando Padma Choling, el responsable del gobierno regional impuesto por Pekín, dijo que colgar los retratos tiene como razón de ser “expresar el agradecimiento de corazón de los tibetanos por el gobierno central de la República Popular China y el Partido Comunista de China”.

 

La web de actualidad tibetana, Phayul, ya informó el año pasado que China tenía previsto enviar a veinte mil oficiales a aldeas tibetanas en la llamada “Región Autónoma” para “reesculpir las mentes de los tibetanos”. Estos oficiales permanecerán durante un año en estas poblaciones para “esposar patriotismo y amor por Chinaa” mientras se izan las banderas nacionales y se cuelgan los retratos de los líderes del régimen en enormes cantidades.

 

Este movimiento de penetrar en las poblaciones tibetanas junto con la política de las “Nueve Obligaciones” introducida el pasado mes de diciembre, que requiere que en todos los monasterios se expongan nueve objetos como retratos de los líderes comunistas, la bandera comunista o una copia del periódico del gobierno Diario del Pueblo, están entre las muchas medidas que está tomando el nuevo delegado del gobierno en Tíbet, Chen Quanguo.

 

Tras la brutal invasión china sobre Tíbet y el inicio de la “Revolución Cultural” de Mao en 1959, una de las prácticas más irritantes y humillantes para los tibetanos fue la colocación de estandartes del régimen en lugares tan importantes como la fachada del Potala.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: