Un monje de Labrang es condenado tras pasar siete meses retenido. Un policía tibetano es encarcelado tras cuatro años sin saberse nada de él.

Jigme Gyatso

Un monje tibetano que fue detenido en repetidas ocasiones por las autoridades chinas durante los últimos seis años ha sido finalmente puesto a disposición judicial acusado de “actividades separatistas” y será sentenciado pronto, se ha conocido hoy en el exilio.

 

Jigme Gyatso, monje del monasterio de Labrang fue apresado por la policía por última vez en agosto de 2011, según informó entonces su propio hermano. “Desde entonces ha sido retenido sin que supiéramos ni una sola palabra sobre su destino”, ha explicado a Radio Free Asia un amigo de la familia. “A principios de febrero su hermano Sonam Tsering recibió una carta de la Oficina de Seguridad Pública de Kanlho informándole de que Jigme Gyatso había sido formalmente acusado de actividades separatistas”, añade. En la carta se invitaba a sus parientes a responder a la nota en un plazo máximo de 24 horas, pero el documento les llegó cuando ya había pasado un mes de la fecha límite.

 

“Separatismo” es un cargo que suelen alegar las autoridades chinas contra cualquier tibetano que se muestre públicamente orgulloso de su cultura o contra quienes protestan contra el dominio chino.

 

Tras recibir la notificación, la familia de Jigme contactó con la oficina, donde les informaron de que ya se había tomado una decisión sobre su sentencia y que se haría efectiva “pronto”. También les dijeron que estaba recibiendo tratamiento médico mientras ha estado bajo custodia, a pesar de ser un hombre fuerte y corpulento.

 

Las autoridades chinas detuvieron a Jigme en 2006 después de que volviese a Labrang tras acudir a una ceremonia religiosa celebrada en la India por el Dalai Lama. Fue puesto en libertad sin cargos después de ser retenido e interrogado durante un mes.

 

En 2008 fue detenido por segunda vez durante las protestas masivas contra la represión china de cara a los Juegos Olímpicos y fue retenido durante un año, en el que fue salvajemente golpeado, pero de nuevo fue puesto en libertad.

 

La tercera detención se produjo en 2010, cuando le retuvieron durante seis meses en un hotel sometiéndole a la “reeducación patriótica”, tras lo cual le dejaron ir una vez más.

 

“También le prohibieron reunirse con Woeser”, dice el contacto, refiriéndose a la famosa blogger y escritora tibetana, residente en Pekín. “Finalmente, en agosto de 2011 se lo llevaron sin que hayamos sabido nada de él hasta ahora”.

 

POLICÍA TIBETANO DESAPARECIDO ES CONDENADO A PRISIÓN CUATRO AÑOS DESPUÉS

 

Presos en una cárcel china.

En la misma zona, un policía de tráfico tibetano ha sido condenado a cuatro años y medio de prisión acusado de “rebelión” contra el gobierno durante las protestas de 2008, según ha sabido otro contacto en el exilio.

 

Se trataría de un hombre llamado Sherab, un antiguo monje que decidió unirse a la policía, dirigiendo el tráfico desde hacía cuatro años. Según las autoridades, durante las protestas “se puso del lado de los tibetanos y atacó a la policía china”.

 

Según el informador, fue detenido a mediados de 2008 y no se sabía nada de él hasta ahora. Actualmente está retenido en Linxia.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: