Ocho mil tibetanos se concentran para rendir homenaje a Sönam Dhargye

 

Ya se conocen más detalles sobre la protesta que tuvo lugar en Rebkong ayer tras la auto-inmolación de Sonam Dhargye, un granjero de 44 años, que se prendió fuego mientras pedía el regreso de Su Santidad el Dalai Lama. Es el 30º tibetano en protestar de este modo tan trágico.

 

Un tibetano en el exilio con contactos en la región ha indicado a Phayul que Sonam había viajado desde su pueblo y había pasado una noche en una pensión de Rebkong: “Por la mañana ofreció oraciones ante una imagen de Su Santidad el Dalai Lama, se tomó un baño para lavar su cuerpo y luego bebió gasolina”, ha dicho Lobsang Chöjor citando a un informante en la región. Caminando por la calle, envuelto en llamas, los testigos le oyeron gritar pidiendo el regreso del Dalai Lama al Tíbet.

 

Previamente, Sonam había envuelto su torso con cable espinado, una táctica que ya habían usado otros mártires para intentar evitar que las autoridades chinas se lleven el cuerpo.

 

Los vecinos recuperaron el cadáver y lo llevaron a la plaza Dolma, delante del monasterio de Rongwo, el mismo lugar en que se inmoló el monje Lobsang Palden hace cuatro días.

 

Al conocerse la noticia de su fallecimiento, miles de tibetanos de toda la población y de municipios vecinos, incluidos seiscientos vecinos de su pueblo, aparecieron para mostrar su solidaridad.

 

La ONG británica Free Tibet informó ayer que según testigos presenciales, ha sido la concentración de personas más multitudinaria que ha habido nunca en Rongwo, rondando los ocho mil.

 

“La esposa de Sonam y otros parientes se mostraron destrozados, pero aseguraron no estar enfadados por que eligiese morir, porque piensan que su decisión de dar la vida ha sido importante y noble”, ha explicado Free Tibet.

 

Aunque había presentes varios camiones de la Policía Armada, las autoridades decidieron no intervenir, desbordados al no esperar tanta afluencia de gente.

 

Entre oraciones de monjes, Sonam fue incinerado en el crematorio del monasterio, considerado sagrado por los religiosos. Tras el funeral, los manifestantes marcharon hacia el centro de la ciudad pidiendo libertad y deseando larga vida al Dalai Lama

 

“Otros vecinos se fueron sumando según marchaban por las calles. Según un testigo, varias horas después seguían protestando cientos de personas”, asegura la ONG.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: