Once tibetanos de Drango siguen en paradero desconocido desde enero

La policía entró en una vivienda tibetana asesinando a dos hombres, hiriendo a cinco niños y haciendo que una anciana perdiese un brazo.

Once tibetanos han “desaparecido” tras ser detenidos por la policía china por participar en una protesta en el condado de Drango (prefectura de Kardze) a finales de enero, cuando los agentes abrieron fuego contra los manifestantes matando a dos de ellos e hiriendo de gravedad a treinta y seis. Algunos de ellos todavía tienen balas alojadas en el estómago. El Centro Tibetano por los Derechos Humanos y la Democracia, una ONG independiente, todavía está intentando recabar más información sobre el estado de salud de los heridos.

 

Poco después del suceso, la policía rastreó la región de Drango, de mayoría nómada, buscando a quienes hubieran participado en la protesta. Algunos de los heridos se habían refugiado en las montañas cercanas, sin querer acudir a los centros de salud por miedo a ser detenidos.

 

El 9 de febrero, las autoridades visitaron las viviendas de algunas familias nómadas en Topolung, Gathag y Gyekong-gag. Ese mismo día se produjo un tiroteo policial en la casa de Yeshi Rigsel y Yeshi Samdrup, dos hermanos que fallecieron en el acto. Rigsel era monje del monasterio de Drango. Este incidente fue publicado incluso por el Ganzi Daily News, un periódico propiedad del gobierno chino, pero en su reportaje no se mencionó que Sanglha, su madre, y cinco niños pequeños fueron también heridos. Sanglha, de 70 años de edad, recibió un disparo en el brazo izquierdo, miembro que le fue amputado poco después en un hospital, donde también fueron tratados los pequeños.

 

Tsering Gyaltsen, un monje de 40 años también del monasterio de Drango, fue detenido el mismo día y llevado a paradero desconocido. Desde entonces no se sabe nada de él.

 

Según ha sabido la ONG, mucho tibetanos fueron detenidos durante el mes de febrero y todavía no se sabe nada de ellos. Entre ellos están:

 

Shonu: 42 años, monje de Drango.

Gyaltsen: 32, natural de Yunyiwa.

Sherkyam: 53, de Norpa.

Peydor: 35, de Norpa.

Gyekyap: 27, de Norpa.

Khendor: 23, de Norpa.

Tulku Lobsang Tenzin: 40, lama reencarnado de Drango.

Geshe Tsewang Namgyal: 32, lama de Drango.

Thinlay: 42, encargado de la tienda del monasterio de Drango.

Drapla: 31, contable del monasterio de Drango.

 

Los últimos cuatro fueron arrestados cuando se encontraban en un cibercafé en la localidad de Tridu.

 

Además, el 2 de marzo las autoridades de la zona sometieron a los monjes de varios monasterios y pueblos a clases de reeducación patriótica, amenazándoles de consecuencias graves si ponen en peligro la “estabilidad de la patria”. Según testigos presenciales, las autoridades no se anduvieron con excusas y amenazaron e intimidaron abiertamente a la población.

 

La situación en Drango sigue siendo muy tensa desde enero ya que las fuerzas armadas han establecido más puntos de control y la presencia militar se ha intensificado. Además, quienes han intentado contactar con la zona por teléfono desde el extranjero no lo han conseguido.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: