Finaliza la huelga de hambre: La ONU enviará investigadores al Tíbet

Aunque sólo es un paso adelante, la decisión de la ONU y el fin de la huelga hacen que hoy sea un día de alegría y esperanza. La protesta se convirtió en una pequeña y emotiva celebración.

 

 

Los tres tibetanos que llevaban treinta días en huelga de hambre ante la sede de la ONU en Nueva York han puesto fin a su ayuno, después de que el Alto Comisionado por los Derechos Humanos de las Naciones Unidas (ACNUR) haya prometido que aceptar su petición de asignar investigadores especiales para que informen sobre la crisis que vive el Tíbet.

 

Dos altos oficiales de la ONU cruzaron la calle ayer por la tarde para presentar una carta de compromiso de la Directora de Derechos Humanos, Navi Pillay, a los tibetanos, Shingza Rimpoché y Yeshi Tenzing. Tras leer la carta, dijeron estar deseando “suspender indefinidamente” su ayuno.

 

El tercer protestante, Dorje Gyalpo, que el lunes fue trasladado contra su voluntad a un hospital cercano donde continuó ayunando, también ha aceptado la promesa de la ONU.

 

 

De izquierda a derecha, en primer plano: Parfait Onanga, representante del Secretario General de la ONU; Richard Bennett, representante de Derechos Humanos; Tsewang Rigzin, presidente de Tibetan Youth Congress.

 

La carta de Pillay dice que el responsable de Derechos Humanos “ha asignado enviados especiales de las Naciones Unidas para que investigue la situación en el interior del Tíbet”, explicó a los periodistas Tsewang Rigzin, presidente del Congreso de la Juventud Tibetana, la principal ONG pro-tibetana del mundo y que apuesta por la independencia total de China. Según la carta, la ONU ya se habría puesto en contacto en repetidas ocasiones con el gobierno chino para hacer llegar delegaciones a Tíbet en el pasado.

 

 

Navi Pillay

“Navi Pillay en persona ha conseguido una invitación abierta para ir a China y la ONU está trabajando en fijar una fecha para el viaje”, explicó Rigzin.

 

Richard Bennet, Consejero Especial del Secretario General Asistente de Derechos Humanos, habló con los periodistas después de presentar la carta diciendo que la ONU se siente muy aliviada al saber que los tibetanos en ayuno han aceptado: “La carta va dirigida a los tres, y se han mostrado de acuerdo en poner fin a su ayuno. Pienso que todo el mundo tiene derecho a protestar pacíficamente, pero también nos alivia que esta protesta en particular haya concluido”.

 

 

Los representantes de las Naciones Unidas ofrecen zumo a Shingza Rimpoché y Tashi Tenzing tras leer la carta y decidir con Dorje Gyalpo poner fin al ayuno.

 

Rigzin se ha referido a la promesa como “una pequeña victoria. Treinta días, y por fin hemos abierto las puertas de la ONU hoy. Lo que acabáis de ver todos es una victoria para el pueblo tibetano. Y una victoria no sólo para el pueblo tibetano, sino una victoria para la lucha no-violenta del pueblo tibetano. Es una victoria en la que nosotros, el pueblo tibetano, nos basaremos para seguir adelante. Seguiremos llamando a la puerta de la ONU hasta que Tíbet recupere su independencia y hasta que Su Santidad el Dalai Lama regrese al Tíbet, que es donde debe estar”.

 

Fuente: Phayul / Dossier Tibet.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: