Los peregrinos que volvían de la India continúan retenidos. Ya han perdido las cosechas de esta temporada.

 

La detención masiva de tibetanos que volvían de peregrinar en la India y Nepal a principios de año continúa destrozando vidas de familias enteras. Con parientes arrestados desde hace más de tres meses, cuando volvían de ver al Dalai Lama durante la ceremonia de Kalachakra, muchos granjeros se han visto obligados a abandonar sus campos.

 

“Mi padre y mi hermana están detenidos, así que esta temporada no hemos podido atender las cosechas”, dice un tibetano de Chamdo en declaraciones a Phayul. Debido al duro clima tibetano, en gran parte del país sólo pueden cosechar una vez al año.

 

Este tibetano, que prefiere mantenerse en el anonimato, espera que su padre y su hermana sean puestos en libertad pronto, para poder ponerse a trabajar duro de cara al invierno siguiente: “Ya hemos perdido la temporada, pero con suerte saldrán pronto y así podremos ponernos a trabajar duro y encontrar la manera de sobrevivir al invierno”.

 

El Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas de 2010 señaló una vez más que el Tíbet “continúa muy retrasada en comparación con otras áreas de China en cuanto a desarrollo humano, pobreza, sanidad y educación”. Con más del 80%  de su población en zonas rurales, la agricultura autogestionada es el principal medio de vida para la gran mayoría de los tibetanos.

 

Miles de tibetanos que volvían de una peregrinación fueron registrados, interrogados, detenidos y hechos desaparecer por parte de las autoridades chinas a principios de año en una gran cantidad de camiones militares.

 

Desde entonces lo único que se ha sabido de ellos es que estarían retenidos contra su voluntad sufriendo el lavado de cerebro que el gobierno denomina “reeducación patriótica” en hoteles de Lhasa y alrededores, y que tendrán que pagar de su bolsillo toda la estancia. En el momento de su detención les quitaron todas las medicinas, material religioso e incluso los rosarios budistas. Aquellos que ahorraron lo suficiente para volver en avión fueron retenidos durante cinco horas en el aeropuerto de Lhasa.

 

Entre los detenidos se encuentran muchos ancianos.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: