Monje tibetano es torturado y encarcelado por intentar contactar con la ONU

El Venerable Yonten, en una imagen filtrada por el TCHRD, en un lugar no identificado.

Phayul – Un veterano monje tibetano ha sido sentenciado a siete años de prisión por un tribunal chino al Este de Tíbet, por el presunto crimen de compartir información considerada sensible sobre la oleada de inmolaciones en el país.

Lho Yonten Gyatso, de 37 años, es monje del monasterio Khashi Geyphel Samtenlling, situado cerca de la ciudad de Ngaba, y ha sido condenado a siete años de cárcel por el Tribunal Popular Intermedio de Ngaba por compartir imágenes e información de la monja Tenzin Wangmo, quien se inmoló el 17 de octubre de 2011.

Tenzin Wangmo se prendió fuego cerca de un cruce de carreteras cerca de su monasterio, Mamae Dechen Choekhorling (Ngaba) pidiendo el regreso de Su Santidad el Dalai Lama y libertad religiosa en el Tíbet. Falleció por la gravedad de las quemaduras en el acto.

Según el Centro Tibetano por los Derechos Humanos y la Democracia (TCHRD), Gyatso también fue acusado de “compartir informaón desde 2008 sobre sucesos políticos ocurridos en Tíbet, intentando realizar llamadas telefónicas a mecanismos de derechos humanos de la ONU”.

Gyatso tomó posesión de varias posiciones de gestión en su monasterio antes de se arrestado en octubre del año pasado, tras lo cual fue retenido e incomunicado por las autoridades chinas durante seis meses. Según el comunicado de TCHRD publicado hoy, Gyatso fue brutalmente golpeado y torturado durante su detención e incluso se planteó suicidarse en muchas ocasiones:

“En un centro de detención de Bhugang (Chengdu), Gyatso fue golpeado y torturado por los agentes en la Oficina de Secretos de Estado de la localidad. Las palizas y torturas que sufrió mientras era retenido fueron tan severas que contempló quitarse la vida en cierto número de ocasiones para escapar de aquella experiencia infernal”.

Gyatso había sido responsable de disciplina, director de canto y director general del Comité de Gestión del monasterio. El director ejecutivo del TCHRD, Tsering Tsomo, ha declarado que esta sentencia es “indignante” y ha expresado su repulsa al hecho de que China continúa deteniendo defensores de los derechos humanos de los tibetanos cuyo único “crimen” es compartir información sobre sucesos ocurridos en Tíbet.

“Incluso si los cargos contra Yonten Gyatso fueran ciertos, eso no le convertiría en un criminal; dejó que el mundo exterior supiera sobre las violaciones de Derechos Humanos en el Tíbet, arriesgando su vida”, ha dicho Tsomo. “En lugar de arrestar e imponer sentencias injustas contra los defensores de los Derechos Humanos en Tíbet, China debe abrir el Tíbet a observadores extranjeros y medios independientes”.

Yonten Gyatso fue educador y líder de la comunidad en la región de Ngaba, trabajando sin descanso por la preservación y la promoción del idioma y la cultura tibetanos. En 1992, con la ayuda de hombres de negocios locales, Gyatso fundó la Escuela de Primaria Remon, en la aldea de Khashishul para enseñar tibetano a los niños. Como director de la Sociedad Educativa Khashi, llevó a cabo programas por toda la región de Ngaba para enseñar a los lugareños religión, lengua, cultura y tradiciones.

Gyatso es hijo de Chösum y Ganga, y tiene dos hermanas menores.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: