Dos tibetanos más mueren tras inmolarse en protesta contra China

Su Santidad el Dalai Lama se dirige a un grupo de tibetanos, este fin de semana en Dharamsala.

Dos tibetanos más han fallecido a causa de las quemaduras sufridas tras inmolarse como protesta estos últimos días.

Sangdag Tsering, de 24 años, se prendió fuego delante de un edificio de oficinas del gobierno chino en Dokar Mo, en la región de Rebkong, hacia las 7 de la tarde del sábado. Tsering era padre de un niño de tres años y falleció en el acto.

Su inmolación se produjo apenas unas horas después de que Chagmo Kyi, una mujer, falleciese tras inmolarse en la cercana Rongwo.

Según han explicado algunos contactos a Phayul.com, las autoridades chinas se reunieron con un gran número de vecinos y les dieron órdenes claras, prohibiéndoles visitar a los parientes de los inmolados para darles el pésame. Más aún, se advirtió que los monasterios que violasen esta obligación serían cerrados.

Dorjee Wangchuk, un tibetano exiliado ha conseguido contactar con vecinos de la zona, que le han explicado que “el mártir Sangdag Tsering se prendió fuego más tarde en el mismo sitio en que se produjo esa reunión”. La policía china se presentó de nuevo en el lugar e intentó aplacar las llamas, pero falleció.

“Los monjes de dos monasterios cercanos y miles de tibetanos se congregaron de nuevo allí y llevaron su cuerpo al Gonshul Sangag Mindrol Dhargye Ling para ser incinerado”, explica Wangchuk, quien también comenta que Sangdag Tsering había repetido en varias ocasiones últimamente lo frustrado que estaba por la falta de libertad en Tíbet, el hecho de que Su Santidad el Dalai Lama no esté allí, y la oleada contínua de inmolaciones.

Hacía dos semanas, había escrito un breve poema jurando lealtad al Tíbet y lo había enviado por email a un amigo. Las dos últimas líneas del poema decían: “Los hombres valientes de las montañas nevadas; no olvidéis vuestra lealtad al Tíbet”.

Sangdag Tsering deja padres, esposa (Phagmo Tso, de 24 años), y un hijo.

Wangchen Norbu.

Por otro lado, otro hombre se inmoló en la región de Kangtsa, en Tíbet oriental. Se trata de Wangchen Norbu, un joven de 25 años quien decidió protestar de forma tan terrorífica ayer lunes alrededor de las 8 de la tarde, hora local, cerca del monasterio Kangtsa Gaden Choepel Ling. Falleció alrededor de las 22:30 h.

Según fuentes en el exilio. Wangchen Norbu gritó eslóganes a favor del regreso de Su Santidad el Dalai Lama, la puesta en libertad de Su Santidad el Panchen Lama -secuestrado por el gobierno chino desde 1995 a los seis años, siendo el preso político más joven del mundo- y reclamando libertad para Tíbet.

El cuerpo de Wangchen Norbu en el monasterio.

Su cuerpo carbonizado fue trasladado al monasterio, donde un gran número de monjes y vecinos se congregaron para ofrecer oraciones por él. También todos ellos protestaron, gritando a favor del Dalai Lama y rezando hasta la madrugada. Wangchen Norbu era hijo de Tenzin -ya fallecido- y Khando Tso.

La situación en la zona ha sido descrita como “tensa”, con un gran número de agentes armados chinos desplegados en toda la región. Ya el pasado día 8 se celebró en el mismo monasterio una sesión de oración multitudinaria en homenaje a los inmolados, a la que se ofrecieron miles de lámparas de mantequilla y también se recitaron oraciones por la larga vida del Dalai Lama.

Este fin de semana Su Santidad el Dalai Lama se dirigió a un grupo de activistas pro-tibetanos a las puertas de su residencia en Dharamsala, diciendo que la situación en Tíbet “es seria. Esté de acuerdo o no el gobierno chino, hay problemas. Y esos problemas no son buenos ni para los tibetanos ni para el pueblo chino. Así pues, tenemos que encontrar una solución basada en el entendimiento y el respeto mutuos. El uso de la fuerza nunca dará resultados satisfactorios”.

Tan sólo durante el mes de noviembre, quince tibetanos se han prendido fuego, nueve de ellos en la región de Rebkong. En total ya son 77 los tibetanos que se inmolan como muestra desesperada de frustración y protesta, a los que podríamos sumar también al tibetano que lo hizo hace unos meses ante la embajada de China en Nueva Delhi (India) y, muy probablemente, la muerte del monje británico que se inmoló hace unos días en el monasterio de Nalanda, al sur de Francia, después de que la policía haya confirmado que él mismo se empapó en gasolina mientras se encontraba solo. A pesar de este dato tan revelador y dado que no dejó ningún testimonio sobre lo que iba a hacer, sus compañeros de monasterio han preferido mantenerse cautos y no dar por sentada ninguna razón específica para su trágica decisión.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: