Campaña contra la construcción de un hotel InterContinental en Lhasa

La compañía británica InterContinental está planeando abrir Resort Lhasa Paradise, un hotel de lujo de 2000 habitaciones en Lhasa (Tíbet) y se está sirviendo de las redes sociales para mantener su postura, a pesar de las críticas de varias organizaciones protibetanas, que le echan en cara que Lhasa pertenece a un territorio ocupado militarmente por China, lo que invalida a la ciudad como destino turístico. De hecho, dos de las protestas por inmolación se produjeron en la plaza del Jokhang, en pleno centro. De hecho, China ni siquiera reconoce a Lhasa como capital.

Todo esto no parece preocupar a InterContinental, que con la construcción del hotel no hará más que crear la falsa impresión en el extranjero de que el Tíbet es un lugar digno de ser visitado por los turistas, algo totalmente incompatible con la realidad que vive el país, con destacamentos militares en cada carretera y puestos de vigilancia policial en cada calle, con escuadrones armados hasta los dientes en formación por las plazas y agentes de paisano vigilando en todos los aspectos de la población nativa.

Hace varias semanas, la organización británica Free Tibet pidió en Twitter que sus seguidores enviasen emails de protesta a Richard Solomons, director general de la multinacional. Poco después, @IGG_CR, la cuenta en Twitter de Responsabilidad Social de la compañía, respondía (a la izquierda) diciendo que “los hoteles crean trabajo y ganancias del turismo, mejorando el nivel de vida de los tibetanos”. Parece que a InterContinental se le olvida que en Lhasa, como en todo Tíbet, existe un conflicto muy grave y que son las propias autoridades chinas las que prohíben la entrada de turistas extranjeros en la “región autónoma” constantemente, a menudo con tan poca antelación que para cualquier extranjero es demasiado arriesgado reservar un viaje al Tíbet sabiendo que en cualquier momento el gobierno puede prohibirle la entrada.

Además, los grandes proyectos llevados a cabo en China nunca son verdaderamente privados, sino que deben pasar por la supervisión del Partido Comunista, y las contrataciones van a parar casi siempre a empresas del gobierno y militantes del Partido. De hecho, lo más probable es que en el nuevo hotel no haya ni un sólo empleado que no sea afiliado del PCC. Es decir: Todos los beneficios económicos del proyecto irán a parar a manos chinas y al gobierno; nunca a la población tibetana.

A esto hay que sumar que la mayoría de grandes hoteles chinos en Tíbet suelen ofrecer incentivos a los universitarios chinos para que se muden a Tíbet a trabajar una vez han terminado sus estudios. Por supuesto, los chinos de etnia han tienen prioridad a la hora de acceder a un empleo en Tíbet y el idioma oficial es el mandarín, no el tibetano. La promesa de InterContinental de abrir una academia de formación hostelera para jóvenes llamó la atención de la ONG británica, que preguntó a la compañía si esa formación sería en tibetano. InterContinental se ha limitado a responder que “volverán a contactar por medio de canales formales cuando tengamos noticias”, algo que muchos interpretan como un “esperad sentados”.

Hotel InterContinental en el madrileño Paseo de la Castellana.

La realidad de las sospechas de los pro-tibetanos no son gratuitas: Echando un vistazo a la oferta de empleo para Director General que ha publicado InterContinental en la red social profesional LinkedIn, podemos ver cómo tienen el descaro de solicitar “locales chinos o hongkoneses preferiblemente”.

Cómo puedes ayudar

Mientras Free Tibet contactaba con InterContinental, la televisión oficial china emitía una noticia que muestra a una inmensa cantidad de militares congregados junto al Palacio del Potala, la residencia tradicional de los Dalai Lama. ¿Realmente quieren que los tibetanos se alegren pensando en esos supuestos puestos de trabajo a los que nunca accederán y que los extranjeros se entusiasmarán pensando en una Lhasa pacífica y armoniosa?

En su cuenta de Twitter, InterContinental pide que les ayudemos “a marcar la diferencia”. Precisamente eso es lo que desde ¡Libertad Para Tíbet! os animamos a hacer:

Escribe al Director General de la compañía, Richard Solomons a través de este formulario pidiéndole que retire sus planes de Lhasa, y dirígete a InterContinental en Twitter (@IHG_CR).

Y por supuesto, si tienes previsto hacer una reserva en algún hotel… hay muchas opciones aparte de InterContinental.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: