Un joven tibetano intenta inmolarse en la India

Un estudiante tibetano residente en el Sur de la India ha intentado prenderse fuego en solidaridad con la ola de inmolaciones que sufre el Tíbet y protestar contra la ocupación china.

El 24 de noviembre -se ha conocido ahora- Lungrig Dorjee, un estudiante de noveno curso en la Tibetan Children’s Village School, una conocida residencia para jóvenes exiliados de Bylakuppe fue visto cuando se disponía a encender una cerilla mientras tenía el cuerpo embadurnado de líquido inflamable.

“Lungrig faltó a la función que se celebra cuando el colegio cierra por las vacaciones de invierno”, ha explicado Lobsang Yeshi, miembro del Parlamento Tibetano y residente en Bylakuppe. “En lugar de acudir, se echó diesel por encima en un lugar cercano a las instalaciones del colegio. Algunas personas se alarmaron al verle y consiguieron detenerle cuando se disponía a prenderse fuego. Entonces se fue a otro sitio donde intentó de nuevo inmolarse, pero se lo impidieron unos vecinos y algunos profesores”.

Más tarde, Lungrig explicó que la represión en el Tíbet por parte de las autoridades chinas ha restringido más y más las libertades del pueblo tibetano y no hay forma de que la información salga al extranjero: “Como persona que vive en un país libre, pensaba que con mi propia inmolación podría hacer que el mundo prestase atención a la situación crítica que hay en Tíbet”, confesó.

Lungrig nació en Tíbet y escapó al exilio para poder estudiar. Sigue con gran interés la situación de su país y a menudo participó en actividades pro-tibetanas del colegio.

Una clase en la Tibetan Children’s Village School.

Ya a principios de noviembre, otro estudiante fue detenido cuando intentó inmolarse durante una manifestación en la capital de la India, Nueva Delhi. Tsultrim Dorjee, de la Universidad de Delhi, intentó prenderse fuego en una marcha que salía de Rajghat, el lugar en el que fue asesinado Gandhi. Otros tibetanos le vieron echándose gasolina sobre el cuerpo, interviniendo a tiempo para evitar que se prendiese fuego. Entonces fue detenido por la policía y liberado sin cargos cuando terminó la manifestación.

Hasta el momento se conocen 95 casos de tibetanos que se prenden fuego en Tíbet, entre ellos monjes y monjas, madres, estudiantes, artistas, granjeros, nómadas… pidiendo libertad para Tíbet y el regreso de Su Santidad el Dalai Lama. “Tanto la culpa como la solución de esta tragedia en Tíbet recaen enteramente en Pekín”, dijo a principios del mes pasado el Sikyong Lobsang Sangay. “Creemos firmemente que el fin de la represión acabará de forma efectiva con la espiral de inmolaciones”, dijo.

A los noventa y cinco casos conocidos en Tíbet hay que sumar las inmolaciones de Jamphel Yeshi, que falleció al quemarse durante una protesta en Nueva Delhi en marzo pasado, y la del Venerable Tonden, un monje de nacionalidad inglesa que según pudo confirmar la policía, se suicidó prendiéndose fuego en el monasterio de Nalanda, al sur de Francia, a mediados de noviembre. A pesar de que el monje no dejó ninguna nota explicando sus motivos y durante la investigación policial no se ha podido concretar qué le llevó a suicidarse, no son pocos quienes piensan que lo hizo por solidaridad con los mártires tibetanos.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: