Un tibetano es liberado de prisión diecisiete años después con graves signos de torturas y palizas

Un importante preso político tibetano, Jigme Gyatso (52), fue puesto en libertad recientemente tras completar una condena de prisión de diecisiete años. Tras su liberación, se dice que sufre de mala salud y se enfrenta a diversos problemas médicos, incluyendo mala visión, complicaciones de corazón, problemas de riñón y dificultades para caminar; todo ello muestra inequívoca de que se ha sometido a años de torturas, maltratos y palizas en la cárcel.

Gyatso fue arrestado el 30 de marzo de 1996 ante el templo del Jokhang, en el centro de Lhasa. El 25 de noviembre del mismo año fue sentenciado a quince años de prisión y cinco años de privación de derechos políticos por un tribunal municipal del régimen chino, acusado de “poner en peligro la seguridad nacional” por “incitación” al establecer una organización considerada ilegal por China. Fue retenido en el Centro de Detención de la Oficina de Seguridad Pública de Gutsa durante un año y un mes, donde fue severamente torturado y golpeado. Gyatso describió el trato recibido como “lo peor” durante un breve encuentro que mantuvo con Manfred Nowak, Enviado Especial de la ONU para la investigación de la tortura, quien visitó China, Xinjiang y Tíbet a finales de 2005.

En abril de 1997, Jigme fue trasladado a la Prisión de Drapchi, donde cumplió la mayor parte de la condena antes de ser trasladado definitivamente a la Prisión de Chushul en abril de 2005. A pesar de encontrarse gravemente enfermo, siguió en la cárcel. En mayo de 1998, junto con otros compañeros presos, Gyatso protestó contra las autoridades chinas, aprovechando que se acercaba la visita de tres embajadores de la Unión Europea. Las protestas fueron oprimidas por la fuerza bruta, con ocho presos muertos y las condenas de al menos veintisiete personas fueron ampliadas.

En marzo de 2004, Gyatso volvió a protestar gritando eslóganes como “Larga vida al Dalai Lama”, por lo que fue pateado y golpeado con bastones electrificados en la espalda y el pecho. Su sentencia fue ampliada en dos años, según pudo constatar el Enviado Especial de la ONU. Gyatso explicó a Nowak durante su entrevista que la ampliación de condena a dos años más fue motivada únicamente por hablar a favor del Dalai Lama.

Contrariamente a los rumores que afirmaban que Gyatso ha salido de prisión un año antes de lo previsto, parece confirmarse que sí ha cumplido su condena de diecisiete años en su totalidad.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: