Lobsang Tenzin es puesto en libertad por enfermedad

Lobsang Tenzin, uno de los presos políticos tibetanos que más tiempo ha pasado en prisión, ha sido puesto en libertad por motivos de salud y se encuentra en su domicilio recibiendo tratamiento médico para tratar varias lesiones sufridas durante su condena, de un cuarto de siglo.

Según la emisora de radio Voice Of Tibet, Lobsang Tenzin fue liberado a finales de 2012 por las autoridades chinas por petición médica. Su liberación se produjo meses antes de su puesta en libertad prevista para abril de 2013, aunque hasta ahora no se ha sabido de su situación.

En 2011, mientras se encontraba con la prisión de Chushul, en Lhasa, estaba en “situación crítica”, enfermo de una severa diabetes que le había causado una importante merma de visión, con episodios de ceguera total.

Cuando rondaba los 25 años de edad, en 1988, era estudiante en la Universidad del Tíbet en Lhasa cuando fue arrestado por participar en las protestas anti-chinas que acabaron con la declaración de la Ley Marcial en todo Tíbet a petición del ex-presidente Hu Jintao, que por aquel entonces era secretario del Partido Comunista Chino en Tíbet. En un primer momento se le sentenció a la pena de muerte, pero gracias a una enorme presión internacional se le concedió la cadena perpetua. Incluso desde prisión y ateniéndose a terribles torturas, Lobsang siguió con el activismo político.

En 1989, cuando todavía esperaba ser ejecutado, escribió una carta apoyando las manifestaciones independentistas en Tíbet y junto a tres presos más y algunas otras personas fuera de la cárcel formó el grupo Juventud del León de las Nieves por la Independencia Tibetana. Cuando las autoridades supieron de esta organización, los presos fueron brutalmente apaleados y castigados con 34 días de aislamiento. Además, Lobsang vivió durante diecisiete meses esposado permanentemente y los otros dos presos, Dawa y Migmar Tashi, fueron ejecutados un año después por -presuntamente- planear fugarse.

Tras salir del aislamiento en 1990, Lobsang organizó la primera gran protesta de la prisión de Drapchi, exigiendo información sobre en qué circunstancias había muerto su compañero de prisión Lhakpa Tsering.

Al año siguiente, James Lilley, embajador de Estados Unidos en China, visitó Tíbet y Lobsang Tenzing junto a otro compañero, Tenpa Wangdrak, intentaron entregarle una carta con los nombres de todos los presos políticos y sus condiciones de encarcelamiento. El intento se vió frustrado por los funcionarios del penal, que le sometieron a más torturas, afectando gravemente a su salud.

Es muy habitual que las autoridades chinas pongan en libertad a presos tibetanos con mala salud después de torturarles para que no mueran bajo su responsabilidad y hacer bajar las estadísticas de personas muertas en prisión. En 2011, Norlha Ashagtsang, preso político tibetano, falleció tras sufrir largas sesiones de tortura en una cárcel de Lhasa, apenas unas semanas después de ser liberado por prescripción médica.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: