El servicio secreto tibetano y la policía india detienen a un espía chino en Dharamsala

Penpa Tsering, el espía de origen tibetano.

Un presunto espía chino ha sido detenido por la policía india en la sede del gobierno tibetano en Dharamsala gracias a la colaboración de los servicios secretos tibetanos.

El Departamento de Seguridad de la Administración Central Tibetana, según publicó ayer en un comunicado, explicaba que un hombre de 33 años llamado Penpa Tsering, antiguo miembro del Ejército de Liberación Popular chino, tenía planeado envenenar a dos jóvenes tibetanos “con intención de sembrar el caos y el terror en la comunidad tibetana. Este último descubrimiento va mucho más allá de la agresiva fijación de la Inteligencia china hacia Su Santidad el Dalai Lama, la Administración Central Tibetana y otras organizaciones del exilio para minar a la comunidad exiliada”.

Según el Departamento de Seguridad tibetano, el acusado es natural de la región tibetana de Nagchu, y confesó a las autoridades tibetanas que fue reclutado y enviado a la India por primera vez en 2009 por Li Yuquan, por aquel entonces máximo responsable de las fuerzas policiales en la prefectura de Nagchu.

“Penpa Tsering fue entrenado en habilidades de espionaje y combate cuerpo a cuerpo, incluida manipulación de armamento. Estuvo en el ejército entre 1999 y 2002 y después trabajó en la Oficina de Seguridad Pública para la prefectura de Nagchu, para finalmente ser trasladado a la India. En principio, Li Yuquan ordenó a Penpa Tsering recopilar información sobre actividades consideradas terroristas contra China por parte de la Administración Tibetana y ONGs tibetanas en el exilio. Se le solicitó hacer llegar informes sobre la salud y las actividades de Su Santidad el Dalai Lama”.

El acusado se interesó por relacionarse con un gran número de personas para recopilar información sobre organizaciones, personalidades importantes, gente recién llegada al exilio y puntos débiles de la comunidad tibetana. Enviaba dichos datos a su superior a través del teléfono, el servicio Weechat de internet y QQ, la principal red social china. Eventualmente, se le ordenó envenenar a los dos jóvenes tibetanos, Tashi Gyatsen y Karma Yeshi, que habían escapado a la India a principios de 2010.

“Para ejecutar su plan”, prosigue el informe, “Li se reunió con Penpa Tsering dos veces en Kathmandú (Nepal) desde 2012. Li, junto con otros agentes chinos le instruyeron personalmente para que eliminasen a los dos tibetanos, envenenándolos. Delante de sus propios ojos, se probaron en dos cachorritos y un pollo tres sustancias venenosas diferentes, y a continuación se las facilitaron”.

Tras la revelación, el Departamento de Seguridad ha hecho un llamamiento a “todos los tibetanos bienpensantes y sensibles para que cooperen con nosotros a la hora de desvelar planes malintencionados por parte de las agencias de seguridad chinas, proporcionando información precisa y creíble en cuanto tengan conocimiento de ella”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: