Archive | noviembre 2013

La directora de la OMS retira un premio a un programa tibetano contra la tuberculosis por tener lazos con el gobierno exiliado

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha cancelado su premio al Programa Tibetano de Control de la Tuberculosis para el Hospital Tibetano Delek con el Premio Kochon de este año, un prestigioso galardón que destaca las contribuciones más importantes en la lucha contra la tuberculosis, según ha informado el Wall Street Journal.

El Dr. Tsetan Sadutshang, Director Médico Jefe del hospital, supo ya en octubre de la noticia por medio de Stop Tuberculosis Partnership, un cuerpo internacional dependiente de la OMS. Sin embargo, el Programa no recibió el premio después de que Margaret Chan, su directora general, supiera que el proyecto está auspiciado por el gobierno tibetano en el exilio. Según personas cercanas al proceso de selección, la directora debe tener la última palabra.

Con sede en Dharamsala (India), el Programa Tibetano para el Control de la Tuberculosis atiende tanto a inmigrantes tibetanos como a pacientes indios. A pesar de las altas tasas de tuberculosis y resistencia a la medicación que existe en la zona, el Programa asegura que el 93% de sus pacientes en 2012 fueron curados totalmente o se encontraban bien tras recibir tratamiento.

“Tenemos una de las tasas de tuberculosis más altas del mundo”, dice Sadutshang. “Uno de los peores problemas de salud en la comunidad tibetana es la tuberculosis”.

La Administración Central Tibetana -el gobierno tibetano exiliado- no está reconocida por las Naciones Unidas: “La OMS no puede reconocer a ninguna entidad que no sea a su vez reconocida como entidad legal por la ONU”, explica Gregory Hartl, portavoz de la Organización. Según Hartl, el comité de selección del premio fue supervisado por el departamento de administración legal.

Por supuesto, China también se ha mostrado en contra del premio, por no hablar de que la propia Margaret Chan es china.

El Premio Kochon fue creado por la Fundación Kochon, una ONG surcoreana, y los ganadores son seleccionados por Stop Tuberculosis Partnership, que no ha querido hacer comentarios sobre lo sucedido. Todavía no se sabe quién se llevará el reconocimiento este año. Sin embargo, el Programa Tibetano sí está reconocido como organización humanitaria en la India y su administración es totalmente autónoma del gobierno exiliado, según explica Sadutshang, quien asegura además que no reciben ningún tipo de subvención por su parte. Los gastos anuales de unos 200.000 dólares que tienen provienen de programas no gubernamentales y donativos particulares, además de recibir medicación gracias a la colaboración con el programa contra la tuberculosis de la India.

El doctor Kunchok Dorjee, ex-director del Programa, dice que el premio -de unos 65.000 dólares- incluso compartiéndolo con otro ganador, hubiese ayudado enormemente: “Nos hubiera ayudado a seguir salvando vidas.”

“Es una violación de la misión del premio negar otorgárselo a un programa que está salvando vidas de un gran número de personas pobres”, ha declarado Mark Harrington, director ejecutivo del Treatment Action Group, un lobby de investigación contra el SIDA que también se ocupa de la tuberculosis.

La incidencia de tuberculosis entre la población tibetana residente en la india era de 461 personas por cada cien mil en 2010, según Sadutshang. Según la OMS el balance total de la India es de unos 176 afectados por cada cien mil en 2012.

El Programa tiene en estos momentos a unas trescientas personas bajo tratamiento, recibiendo doscientos nuevos casos cada año, de los que un 14 por ciento se muestra inmune a las medicinas, con algunos casos que necesitan largos y costosos tratamientos.

Anuncios

La Universidad de Valencia celebra el congreso “Tíbet: Conflicto Olvidado. Entre la Justicia Universal y las Auto-inmolaciones”

La Gran Época — Importantes juristas internacionales se reúnen el 28 y 29 de noviembre en la Facultad de Ciencias de la Universitat de València para tratar el tema de la Jurisdicción Universal dentro del Congreso “Tíbet, Conflicto Olvidado entre la Justicia Universal y las Auto-inmolaciones”.

Durante el Congreso se analizarán las causas de genocidio y lesa humanidad relacionadas con Tíbet, Argentina, Guatemala, Sáhara y el caso de Falun Gong, que siguen abiertas en España.

Entre los participantes, se encontrarán el jurista y profesor de derecho internacional público José Elías Esteve y el profesor Dr. Javier de Lucas, Catedrático de Filosofía del Derecho, ambos de la Universitat de València, que actuarán como moderadores.

El Prof. Dr. Antonio Remiro Brotons, catedrático de Derecho Internacional Público de la Universidad Autónoma de Madrid, hablará en la conferencia inaugural sobre la “reforma de la justicia universal en España: detonantes y efectos”.

El Dr. Esteve explicó recientemente a La Gran Época que la orden de detención contra el exlíder chino Jiang Zemin y otros cuatro altos cargos del régimen chino, que dictó la Audiencia Nacional siguiendo el principio de jurisdicción universal, por delitos de genocidio en Tíbet “fue un logro contra la impunidad“.

El Dr. Esteve destacó ayer que “el principio de jurisdicción universal ha sufrido un importante retroceso con la reforma del art. 23.4 de la Ley Orgánica del Poder Judicial operada con la Ley Orgánica 1/2009 del 3 de noviembre del mismo año”, tal como define la organización deDerecho Internacional de España (RIS, por sus siglas en inglés).

Pese a que la jurisdicción universal es un mecanismo que se demuestra eficaz para combatir la impunidad y proteger los derechos de las víctimas, desde la reforma de esta ley en España, ahora es imprescindible que la víctima que denuncia el delito tenga nacionalidad española.

Para RIS, esta jurisdicción también está sujeta a convenios, “en virtud del cual los tribunales de cualquier país pueden o, en algunos casos, deben investigar y juzgar a las personas responsables de crímenes cometidos fuera de su territorio, aún cuando las víctimas o quienes hayan cometido el delito no posean la nacionalidad de este Estado, y aún cuando el delito o crimen no haya afectado en absoluto los intereses de dicho país”.

Tíbet en una encrucijada

La mesa redonda sobre “Tíbet en la encrucijada: Naciones Unidas, Derechos Humanos y víctimas”, será tratada junto a la proyección del documental Autoinmolaciones: “The Burning Question”

Otro de los ponentes será Alán Cantos, Presidente delComité de Ayuda al Tibet (CAT), entidad querellante ante la Audiencia Nacional en el caso contra los responsables del genocidio en Tíbet, y cercano a la situación de las víctimas y la autoinmolación.

Kate Saunders, investigadora del Comité Internacional del Tíbet, autora del informe pericial en el caso Tíbet ante la Audiencia Nacional, y Thubten Wangchen, diputado del Parlamento Tibetano en el exilio y Presidente de la Fundación Casa del Tíbet, presentarán información adicional sobre el genocidio tibetano.

“Hoy en día, el Tíbet está estrictamente regulado por el Partido Comunista de China, con el apoyo activo de los militares, que mantiene la ocupación con una presencia de al menos un cuarto de millón de tropas”, destaca el Comité Internacional del Tíbet (CIT).

“Durante 1949 y 1950 el Tíbet, un país independiente del tamaño de Europa Occidental, fue invadido por China. Desde entonces, el pueblo tibetano ha sido marginado en su propio país, la cultura tibetana ha sido severamente restringida y cientos de miles de tibetanos han muerto como resultado de la ocupación, a través de la tortura, la ejecución, los suicidios y la inanición”, describe CIT.

“Ricos recursos naturales del Tíbet se desvían a la parte continental de China” y “la libertad religiosa se ha restringido cada vez más: los monjes y monjas siguen siendo golpeados, detenidos y encarcelados por negarse a denunciar al Dalai Lama”, agrega CIT.

En el Congreso participará además Palden Gyatso, monje y víctima del genocidio tibetano, que relató su caso como testigo ante la Audiencia Nacional española.

Casos de Falun Gong, Sáhara  y Guatemala

En una mesa redonda sobre “la jurisdicción universal por crímenes internacionales cometidos en Tíbet y en China”, participará el profesor Manuel Ollé Sesé, de la Universidad Complutense de Madrid.

Al igual que el profesor Esteve, el Dr. Ollé participa activamente en la causa de Tíbet. Ollé tratará además los delitos de la dictadura en Argentina, la situación del pueblo Saharaui en el Sáhara y los crímenes del conflicto armado de Guatemala.

En relación a Guatemala, “este juicio es de una importancia fundamental para el futuro de Guatemala. Es necesario que el gobierno de Guatemala adopte todas las medidas necesarias para garantizar la integridad de las actuaciones y de la seguridad de los testigos, las víctimas, los defensores de derechos humanos y abogados “, dijo Manuel Ollé, según la Organización de DD.HH.

El Dr. Carlos Iglesias, abogado del caso Falun Gong representa a seguidores de esta milenaria práctica que vive en China una descontrolada represión después de que fuera prohibida en 1999 por el exlíder del Partido Comunista Chino Jiang Zemin. De acuerdo a registros expuestos por el Dr. Iglesias previamente, la persecución afectó a unos 100 millones de chinos, con abusos como la venta de órganos de personas vivas, actos de tortura, muerte y trabajo forzado. Hoy los ejercicios y meditación Falun Dafa se siguen practicando en el resto del mundo desde hace más de 20 años.

Las causas contra Jiang Zemin siguen abiertas en España y en Argentina, y al igual que en el caso de Tíbet, la persecución y represión continúa.

Naciones Unidas y la jurisdicción universal

Este viernes el congreso se iniciará con la  conferencia “Los mecanismos de las Naciones Unidas ante las sistemáticas violaciones de los derechos humanos, desafíos y respuestas”, con la participación del profesor Dr. Antonio Blanc Altemir, catedrático de Derecho Internacional Público de la Universitat de Lleida

Próxima jornada sobre el genocidio tibetano en Alicante

Página 66 — “El genocidio del Tíbet y la justicia universal”. Es el título de la jornada que tendrá lugar el próximo 29 de noviembre a partir de las 20 horas en el Club d’Amics de la UNESCO de Alcoy (Alicante).

Esta jornada forma parte del ciclo de charlas para la Paz organizado por la Concejalía de Cooperación, Solidaridad y Paz del Ayuntamiento de Alcoy y tiene como objetivo analizar el conflicto y el genocidio en el Tíbet, centrándose en las órdenes de detención internacional contra las autoridades chinas.

El concejal de Cooperación, Solidaridad y Paz, Jordi Tormo, ha explicado que se trata de un tema de gran actualidad ya que la Audiencia Nacional decidió la semana pasada emitir una serie de órdenes de detención internacional contra el antiguo presidente y primer ministro de China , uno de los principales causantes de este genocidio.

La jornada contará con la participación de los miembros del Comité de Apoyo al Tíbet (CAT), Alan Cantos, Kate Saunders y José Elías Moltó.

La Justicia española ordena detener al ex-presidente chino Jiang Zemin

La Audiencia Nacional ha dictado sendas órdenes internacionales de detención contra el expresidente chino Jiang Zemin y otros cuatro exdirigentes de ese país, dentro de la causa en la que investiga la represión del régimen comunista de China sobre los habitantes del Tíbet.

La sección cuarta de la sala de lo penal dicta en un auto las órdenes de arresto, que también afectan a Li Peng, primer ministro chino a finales de los años 80 y principios de los 90; Qiao Shi, exjefe de la seguridad china y responsable de la policía armada popular; Chen Kuiyan, secretario del Partido Comunista en la región autónoma del Tíbet entre 1992 y el 2001; y a Peng Pelyun, ministro de Planificación Familiar de China en los años 80.

Esta causa se abrió después de que el Comité de Apoyo al Tíbet y la Fundación Casa del Tíbet presentaran una querella dirigida contra siete dirigentes chinos, entre ellos el expresidente Hu Jintao, sobre quien la Audiencia Nacional no ha dictado hoy orden de detención.

Con estas órdenes internacionales de búsqueda y captura, la sección cuarta –compuesta por los magistrados Ángela Murillo, Carmen Paloma González y Juan Francisco Martel– revoca la decisión del juez de instrucción Ismael Moreno, que el pasado mayo acordó que no procedía la detención de estas personas porque las diligencias practicadas no permitían deducir que participaran en los hechos denunciados.

CÚPULA POLÍTICA Y MILITAR

En cambio, la sala cree que de lo investigado hasta ahora sí se deduce “la existencia de indicios en la participación en los hechos objeto de la querella en las personas de los mencionados, habida cuenta de la responsabilidad política o militar de cada uno de ellos en el largo periodo a que se remontan los hechos objeto de la investigación”.

La querella que dio origen al procedimiento fue admitida a trámite en enero del 2006, cuando la Audiencia Nacional se declaró competente para investigar el genocidio denunciado ante la imposibilidad de que pueda ser investigado por tribunales chinos o por el Tribunal Penal Internacional.

ATAQUE GENERALIZADO

A los querellados se les acusa de un delito de lesa humanidad por dirigir un ataque “generalizado y sistemático contra la población tibetana” en los años comprendidos entre finales de la década de los 80 y principios de los 90.

La Audiencia Nacional investiga este asunto porque el tercer querellante es el lama Thubten Wangchen, que tiene la nacionalidad española.

Detenido responsable de nuevo hotel de lujo en Lhasa

Después de pasar un tiempo en paradero desconocido, una fuente de noticias de Pekín ha confirmado que Deng Hong, el multimillonario presidente de Exhibition & Travel Group (ETG) ha sido detenido por adquisición y venta ilegal de tierras, falsedad documental y evasión fiscal, además de estar involucrado en una trama de alquileres fraudulentos.

Esta noticia supone un duro golpe para los planes de la cadena hotelera Intercontinental, relacionada con Deng y que tiene previsto inaugurar un gran complejo turístico de lujo en Lhasa, capital de Tíbet.

Última hora: Nueva inmolación en Tíbet

Acabamos de saber de una nueva inmolación en Amdo (Tíbet) hoy mismo.

Un joven monje llamado Tsering Gyal, de 20 años, se prendió fuego a las 18:30 h -hora local- en el condado de Pema, mientras gritaba pidiendo libertad para el Tíbet, el regreso de Su Santidad el Dalai Lama, y que todos los tibetanos se levanten en rebeldía.

El Venerable Tsering era residente del monasterio de Akyong. Su cuerpo ha sido requisado por la policía china, que lo ha llevado a un hospital cercano y que ha quedado incomunicado.

Los tibetanos se niegan a izar la bandera china

Bandera china frente al Potala.

Los vecinos de dos condados tibetanos más se han negado a ondear la bandera nacional china en sus hogares, según están obligados por una nueva ley.

Los últimos actos de rebeldía se han conocido en Kardze y Dzatoe. La semana pasada en Dzatoe, los oficiales del municipio de Dongkhor congregaron a todos los vecinos para obligarles a mostrar la bandera roja. Sin embargo, los asistentes se opusieron enérgicamente a la imposición, argumentando que sus viviendas jamás han portado una bandera china. Los funcionarios respondieron que en otras áreas, la gente sí se ha mostrado dispuesta a colocarla, lo que ha significado muchas ayudas del gobierno, algo completamente falso.

Los monasterios también se están viendo obligados a mostrar la bandera china. Hasta ahora las autoridades sólo obligaban a hacerlo a quienes se habían involucrado en protestas contra el gobierno, pero ahora todos temen tener que hacerlo. Un primer paso ha sido obligar a las familias de los empleados del régimen y benefactores de ayudas gubernamentales.

Pero la realidad es que les está saliendo el tiro por la culata: A fecha de hoy, todavía ningún hogar tibetano está desplegando la bandera comunista. El pasado 15 de octubre los vecinos del condado de Chentsa se negaron a hacerlo en bloque, algo de lo que tomaron ejemplo los habitantes de Driru, donde salieron a tirar las banderas al río, lo que causó una situación muy tensa con las fuerzas armadas.