Archive | marzo 2014

Los turistas chinos, sorprendidos al visitar un Tíbet militarizado

La Gran Época – Vienen expectantes, los turistas chinos anticipan el fresco y limpio aire, el asombroso Potala Palace, los nativos felices y agradecidos al Partido Comunista Chino por sacarlos de la oscuridad, hasta que la desolada realidad de la militarización de Tíbet los atrapa y, cuando pueden, publican en internet su conmoción y su miedo. Leer Más…

Anuncios

Una monja se prende fuego al Este de Tíbet

Una monja budista se prendió fuego en el condado tibetano de Bathang (Kham) el pasado sábado alrededor de las tres de la tarde, según diversas fuentes. Leer Más…

Cinco detenidos durante la visita del presidente chino a París

Cinco miembros de Tibetan Youth Congress Francia fueron detenidos por protestar ante el presidente chino, Xi Jinping, cerca de la embajada de China en París.

Los cinco manifestantes, Kyilay Namdol, Sonam, Tenzin Wangdu, Tashi Dorjee y Tashi Dolma, fueron liberados poco después. Leer Más…

Continúa la tragedia: Dos inmolaciones más en Tíbet

Dos tibetanos más se han inmolado hoy domingo en Tïbet. Uno de ellos era un monje del monasterio de Kirti y otro era residente de Amdo Tsekhog. El primero se inmoló alrededor de las 7 de la mañana, y el segundo hacia las 11:30 h en la Calle de los Héroes cerca del monasterio de Kirti, en la localidad de Ngaba. Leer Más…

64º Aniversario del Alzamiento Nacional Tibetano

Desde 1950, más de cien países han logrado la libertad. Un país sigue ocupado durante todo este tiempo.

Desde 1950, más de cien países han logrado la libertad. Otro país sigue ocupado durante todo este tiempo.

ÚLTIMA HORA: Supuesta inmolación de un tibetano en Pekín

En una de las imágenes que aparecen en la web, la multitud dirige la mirada hacia lo que parece ser humo, tal vez restos de la acción de los extintores de la policía.

Aunque no se ha podido confirmar definitivamente la fiabilidad de la noticia, a lo largo del día de hoy han aparecido imágenes en la web de Wang Jing una disidente política china que pertenecerían a la inmolación de una persona tibetana en la Plaza de Tiananmen, pero las fotos no han podido confirmarse por ahora.

El periódico South China Morning Post ha hablado con algunos viandantes:

“He oído decir que es una mujer de unos cuarenta años que se ha prendido fuego, y que todavía estaba viva cuando se la llevaron”, dice una mujer china. “Pude ver cómo cuatro o cinco hombres intentaban apagar el fuego, pasó todo muy rápido”.

Según Wang Jing consiguió subir las fotos a su web justo antes de que la policía la obligase a eliminarlas de su móvil.

Si se confirma el hecho, ya sería la segunda vez que un tibetano se prende fuego en la mismísima plaza de Tiannanmen, símbolo tanto del poder comunista chino como de las protestas antigubernamentales que tuvieron lugar allí en los años 80. Desde los Juegos Olímpicos de Pekín de 2008 y los disturbios ocurridos en Tíbet aquel año, los agentes de policía llevan extintores encima en todo momento.

El fundador del Partido Comunista Tibetano pide a Pekín que abandone su “paranoia”

El fundador del Partido Comunista del Tíbet ha pedido al gobierno de Pekín que abandone su paranoia y permita al Dalai Lama volver a su país.

Bapa Phuntsok Wangye (conocido  como Phunwang), tibetano residente en la capital china, pide que el gobierno se replantee por completo su política étnica. Lo ha hecho en su nuevo libro, “mi testamento político”, dice. Se publica esta semana y lleva por título “Un revolucionario tibetano”.

Nacido en 1922 en Batang (Kham, Tíbet), Phunwang fundó el Partido Comunista del Tíbet en los años 40 y cuando contaba con diecinueve años fue el intérprete gracias al cual se entendieron el Dalai Lama y Mao Zedong cuando se reunieron en 1956. Pero dos años después, Phunwang desapareció del ojo público y fue encarcelado durante dieciocho años en la temible prisión de Qincheng, en Pekín, la mayoría del tiempo aislado del resto de presos.

En 2004 Phunwang escribió una carta al entonces presidente Hu Jintao pidiéndole establecer el diálogo con Su Santidad y permitirle volver al Tíbet, según contaron en el libro “Voces del Tíbet” la famosa escritora Tsering Woeser y su marido Wang Lixiong.

Según el libro de Woeser y Lixiong -publicado hace ya varios años- y recogiendo las memorias de Phunwang, una noche Mao visitó la residencia de Su Santidad sin previo aviso, diciéndole que no le parecía mal que los tibetanos siguieran usando su bandera nacional, así como las regiones de Xinjiang y Mongolia Interior, y preguntándole qué le parecía que Tíbet tuviese ambas banderas, la tibetana y la nueva bandera revolucionaria china. A Su Santidad no le pareció mal, con lo que de acuerdo con el relato de Phunwang, el un principio la intención de Mao era establecer un sistema soviético de repúblicas autónomas, en lugar de la integración por la fuerza bruta con la “madre patria” en que finalmente se convirtió la revolución cultural.