Los turistas chinos, sorprendidos al visitar un Tíbet militarizado

La Gran Época – Vienen expectantes, los turistas chinos anticipan el fresco y limpio aire, el asombroso Potala Palace, los nativos felices y agradecidos al Partido Comunista Chino por sacarlos de la oscuridad, hasta que la desolada realidad de la militarización de Tíbet los atrapa y, cuando pueden, publican en internet su conmoción y su miedo.

Una vez distanciados de la atmósfera impenetrable de la propaganda del Partido Comunista (PCCh), los turistas chinos quedan aturdidos por el puño de la maquinaria de seguridad del Tíbet. Sus francas y sinceras publicaciones de los medios sociales exponen esta incongruencia, dice un nuevo informe de la Campaña Internacional del Tíbet (ICT)

El nuevo informe, “¿Acaso la vida ha sido siempre así?”, es el resultado de tamizar a través de cientos de publicaciones de medios sociales que evadieron los censores por la sinceras y sugerentes revelaciones sobre las operaciones de “mantenimiento de la estabilidad” del PCCh en las regiones tibetanas.

Desde Lhasa una desconcertada turista que encuentra una consistente presencia militar escribe: “Policía de barrio armada, Policía especial, francotiradores y tropas preparadas para luchar, se siente como una guerra que está a punto de empezar… ¿Acaso la vida aquí ha sido siempre así?!”

“Hay todo tipos de vehículos de control de disturbios estacionados en las calles, me recuerda a lo que ves cuando muestran las calles de Iraq en televisión”, escribe un observador del pequeño pueblo de Lithang.

Otra persona le dice con ansiedad a los lectores: “Hay Policía de barrio armada patrullando las calles… Estaban sosteniendo pistolas grandes… Las calles están llenas de vehículos a prueba de explosivos y autos de policía… la represión está en el aire…¿pasará algo? estoy realmente aterrorizado…

“Yo me voy de aquí rápidamente”, escribió otro nervioso turista.

Mientras los tibetanos son brutalmente castigados por intercambiar fotos u otros materiales “delicados” por teléfono celular, los ciudadanos chinos son tratados con menor rigurosidad, sin embargo, usualmente les ordenan borrar las fotos o les prohíben sacarlas.

“Si tu tomas una foto de un camión de bomberos ellos te la harán borrar… piénsalo bien… por tomar una foto a un vehículo de Policía Especial… ¿Qué anda mal en esta sociedad? ¡El costo de mantener la estabilidad realmente es alto!”, escribió un turista contrariado.

El bloqueo de internet y celulares, los puestos de control, y los repetidos pedidos por tarjetas de identidad es una pesada carga para los turistas.

Un hombre resignado escribe: “Vehículos blindados están patrullando las calles, todo el acceso a internet está bloqueado, incluyendo los mensajes de texto, si salís a comer hay policías haciendo preguntas, no hay demasiada TV, después de las diez en punto no hay ni siquiera servicio de telefonía móvil, todo lo que puedo hacer es tomarme una ducha e irme a dormir”.

Algunos de los turistas se sienten seguros y a salvo en presencia militar, “las fuerzas de mantenimiento de la estabilidad de nuestro país son realmente poderosas, hay un puesto cada cinco pasos, y un guardia cada diez. La seguridad es más estricta que la de un aeropuerto, cada cinco minutos pasa una brigada policíaca, cada diez minutos una brigada de Policía Especial y cada media hora una compañía de soldados”.

Pero otra persona pregunta: “Hay más Policía de barrio armada y policía regular que las demás personas combinadas. ¿Es eso realmente necesario?”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: