Actuación policial en Suiza contra manifestantes tibetanos

js117923356_keystone_chinese-president-xi-jinping-state-visit-to-switzerland-large_trans_nvbqzqnjv4bqgsao8o78rhmzrdxtlqbjdebghfezvi1pljic_pw9c90

La policía suiza detuvo a treinta y dos activistas pro-tibetanos que participaban en una concentración de protesta contra la visita del presidente chino Xi Jinping  a la ciudad de Berna, ayer domingo. Unas ochocientas personas se reunieron para mostrar su repulsa por las políticas chinas en Tíbet.

Según la policía, los manifestantes fueron pacíficos en todo momento, pero un pequeño grupo continuó protestando una vez pasó la hora límite para la que tenían autorización. Uno de ellos gritaba “¡Vergüenza, Xi! ¡Derechos Humanos en Tíbet! ¡Libertad para Tíbet!” mientras era arrestado. [Mira un vídeo] [Mira otro vídeo]

Según el portavoz de la policía, Christop Gnaegi, confirmó a Associated Press, todos ellos fueron puestos en libertad sin cargos poco después. Desgraciadamente, uno de ellos hizo un intento de inmolarse prendiéndose fuego y fue trasladado de inmediato a un centro hospitalario donde sigue recuperándose de las quemaduras.

1024x1024

La manifestación fue convocada por la Asociación de la Juventud Tibetana de Europa, entre otras organizaciones, y reunió a exiliados tibetanos de diversas regiones de Suiza. Lo cierto es que el desenlace era de esperar: Según la agencia Reuters, el gobierno sólo autorizó la manifestación durante dos horas y cuando Xi Jinping ni siquiera había llegado a la ciudad. [Mira el vídeo]

Las autoridades querían evitar la situación que se vivió en 1999, cuando durante la visita de Jiang Zemin a Suiza, activistas pro-tibetanos se subieron a los tejados cercanos al parlamento desplegando pancartas con las palabras “Tíbet libre”, mientras que otros intentaron lanzar huevos contra la comitiva del ex-presidente chino.

En esta ocasión, varias calles fueron cortadas y la concentración tuvo lugar a tres manzanas de la cámara. Las autoridades han reconocido que no sólo esperaban acciones por parte de la comunidad tibetana, sino que tuvieron en cuenta la posibilidad de acciones violentas por parte de simpatizantes del régimen comunista.

800

Amnistía Internacional ya ha mostrado su preocupación por que Suiza pudiera obedecer a las presiones chinas a costa de los derechos civiles. Según un comunicado de la organización de observación de los Derechos Humanos más importante del mundo, “la decisión de la ciudad de Berna de permitir únicamente una concentración lejos de la vista de la delegación china debe observarse como una restricción gravísima de la libertad de expresión y el derecho de reunión”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: