El Constitucional podría recuperar la Ley de Justicia Universal gracias al “Caso Tíbet”

El Tribunal Constitucional revisará en breve el archivo del ‘caso Tíbet’ y, con él, la reforma de la ley que en el 2014 acabó con el concepto de justicia universal en España, que permitía a los jueces españoles investigar y enjuiciar delitos cometidos fuera del país. Tras ser admitido su recurso por el cierre de su caso –por el que fueron imputados expresidente chino Jiang Zemin y el exprimer ministro Li Peng–, el Comité de Apoyo al Tíbet, la Casa del Tíbet en Barcelona y su presidente, Thubten Wangchen, presentaron sus alegaciones jurídicas y pidieron que se dictamine también sobre el recurso a la norma que en su día presentó el PSOE y que se había quedado aparcado.

José Elías Esteve, profesor de Derecho de la Universitat de València, es uno de los impulsores del recurso y, aunque admite que “nadie daba ya un céntimo” por su admisión a trámite, cree que, superada la barrera de entrada, tienen muchas opciones de que prospere. “Hay sólidos argumentos jurídicos”, explica, y basa sus esperanzas en dos sentencias anteriores del propio Constitucional, la del ‘caso Guatemala’ en el 2005 y el ‘caso Falung Gong’ en el 2007.

“En ellas hay una argumentación radical a favor de la justicia universal. No deja ni un resquicio, abiertamente dice que hay que perseguir este tipo de crímenes internacionales porque si no volvemos a un estado del derecho internacional anterior a la Segunda Guerra Mundial, y eso no puede ser”, explica Esteve. Para este abogado, el Constitucional tendrá muy difícil desdecirse de sus propios argumentos, aunque asume que muchos de sus miembros han cambiado su postura.

EL CAMBIO DE CONDE PUMPIDO

“Cuando salió el auto de procesamiento de Pinochet, todos los jueces del pleno de la Sala de lo Penal estaban a favor de una interpretación absoluta de la justicia universal, pero en 15 años ya solo quedan cuatro jueces que piensan así”, lamenta Esteve. Un camino que ha recorrido Cándido Conde Pumpido, uno de los cuatro nuevos miembros del Constitucional, algo que les preocupa y mucho: “Fue el ponente en el Supremo del ‘caso Guatemala’ y dijo radicalmente lo contrario que ha dicho ahora en el Supremo para confirmar el archivo del ‘caso Tibet’”.

Cuando se le nombró Fiscal General del Estado empezó a cambiar su discurso y por Wikileaks supimos cosas que había hecho como reunirse en la embajada estadounidense”, desliza. Esteve espera que en unos meses pueda haber fallo y anuncia que si les es favorable, “lo primero que pediríamos es que se activen de nuevo las órdenes de arresto internacional”. Entre ellas estaban las de Jiang Zemin y Li Peng, que fueron las que provocaron la furibunda reacción china.

Esteve cree que una sentencia en ese sentido también supondría la reapertura de casos como el de José Couso y “obligaría a rehacer esa ley o volver al estado anterior”. Un fallo en contra tampoco no acabaría con su esperanza. Por un lado, por la proposición de ley que presentó recientemente ERC para volver a la justicia universal “y que dicen que apoyarán el PSOE y Podemos”, apunta. Y, por otro, porque aún les queda el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo y la posibilidad de activar la denuncia desde otro país.

2014_03_12_premio_margalloUNA REFORMA AL GUSTO DE CHINA

La reforma del 2014 supuso, según Esteve, dos grandes recortes de derechos. Uno es el de la tutela efectiva de las víctimas. “Que se les archive de forma retroactiva un caso cuando había órdenes de arresto internacional fue una aberración”, sentencia. Y el otro es la imposibilidad de presentar denuncias de justicia universal a través de la acción popular. “Eso es una vulneración flagrante de la Constitución”, afirma.

Esteve admite que un gobierno tiene potestad política para hacer cambios legislativos pero recuerda que debe haber “una coherencia jurídica” y si se sigue adelante el gobierno debería remitir “las cartas que hagan faltan al secretario general de la ONU” para anunciar la salida del país de convenciones contra el genocidio o crímenes de guerra, pues obligan a perseguirlos universalmente. El profesor da por hecho que la inspiración para la reforma de 2014 llegó desde China.

“La reforma se hace básicamente porque vienen diputados de la Asamblea china y en la comisión de exteriores del Congreso les leyeron la cartilla a todos. Nos lo han dicho diputados que estuvieron allí y el ministro de Asuntos Exteriores [José Manuel García Margallo, en la imagen] del momento reconoció en televisión que la reforma se hizo por presión de China. No lo han escondido”, argumenta. De hecho, está convencido de que esa larga pero efectiva ‘correa de transmisión’ ya se habrá vuelto a activar con este recurso.

Fuente: El Periódico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: