Curiosidades socioculturales del Tíbet antes de la invasión china

“Antes de 1959, con la excepción de un 5%, la población tibetana eran esclavos o siervos en un sistema feudal en el que eran considerados propiedades privadas que se podían vender, no tenían tierras ni libertad y eran objeto de castigo por mutilación o amputación. Los siervos podían ser torturados o asesinados. La economía y la cultura llevaban siglos estancadas, la expectativa de vida era de 35,5 años, el analfabetismo superaba el 90 por ciento, el 10 por ciento de la población de Lhasa eran mendigos, y el Dalai Lama era responsable de todo esto”.

(Extracto de un libro del Partido Comunista Chino. 2001).

Datos de distintos estudios estadísticos sobre sociología tibetana antes de 1959:

-Muchos tibetanos (aunque no una gran mayoría de ellos) firmaban un contrato con el dueño de las tierras en las que vivían.

-Eran considerados plebeyos, pero no “siervos”: Es decir, debían cierta pleitesía y tributos a los señores, pero no eran sometidos como mera servidumbre.

-Era muy habitual que si una familia no podía pagar todos sus tributos al señor, pagaban sólo una parte y tenían liberad de trasladarse a otro lugar.

-Es cierto que existía un colectivo de ciudadanos en calidad de “siervos”, y aun así disfrutaban de cierta prosperidad. Aunque llevaban vidas humildes, no era raro que muchos de ellos no tuviesen obligación real de trabajar para el señor, por lo que en la práctica no eran siervos realmente.

-Aunque muchas instituciones oficiales tenían una estructura de funcionamiento que podría considerarse técnicamente como feudales, en la práctica existían factores importantes como mirar por el bienestar de la comunidad y la jerarquía propiamente dicha era flexible.

-Muchos expertos coinciden en que los derechos y libertades de los tibetanos solían ser mejores en la práctica cotidiana que lo que se escribía formalmente en contratos y otros documentos.

-En la realidad del día a día, la situación típica de un tibetano medio era la de un campesino con ciertas responsabilidades legales en cuanto a tributos o impuestos, más que verdaderos “siervos”.

-La sociedad tibetana sólo empezó a etiquetarse como “feudalismo”, “servidumbre”, etc. por el Partido Comunista Chino inspirándose en terminología europea y son denominaciones que no llegaban a describir la situación real. El principal malentendido histórico en este sentido es que China siempre ha dado por sentado que “servidumbre” siempre iba unido a “opresión feudal”, al estilo medieval europeo, cuando en realidad los tibetanos no lo veían así.

-En resumen, la situación social, política, económica y de Derechos Humanos en el Tíbet de los años 50 era muy parecida a la gran parte del mundo en la misma época, incluyendo la propia China.

-Desde los años 50 hasta la actualidad el número de estudios e investigaciones que han aportado información que permita pensar que la población tibetana vivía sometida bajo el yugo inflexible de los grandes señores feudales es… cero.

-Al menos desde finales del siglo 19, no existen registros de ningún caso de maltrato de señores contra siervos. Su Santidad el XIII Dalai Lama prohibió por ley este tipo de castigo. Cuando se produjo un caso de mutilación en 1924, los funcionarios implicados fueron castigados por ello. Por su parte, las condenas judiciales de carácter eran tan excepcionales que sólo en 1934 se conoce el caso de un hombre que fue condenado por traición a que le fuese arrancado un ojo, pero a la hora de la verdad, resulta que nadie sabía cómo hacerlo.

-En 1913, Su Santidad el XIII Dalai Lama declaró una amnistía general según la cual todos los siervos que hubieran huido de las tierras de sus señores sin pagar los impuestos correspondientes eran perdonados y además regaló las tierras a aquellos que las estuviesen trabajando.

-Tan sólo durante los primeros años 90 se confirmaron varios cientos de casos de tibetanos severamente torturados por las autoridades chinas, además de noventa casos de tibetanos muertos mientras se encontraban retenidos por las autoridades chinas. De estos, ni uno de ellos ha sido investigado nunca.

-Aunque China ha hablado una infinidad de veces sobre la “liberación” del Tíbet, sólo ha especificado oficialmente de qué se supone que lo estaba liberando una única vez: A principios de los años 50 se declaró que Tíbet estaba siendo liberado del imperialismo (refiriéndose a Gran Bretaña y Estados Unidos). La excusa del antiguo feudalismo sólo empezó a utilizarse hacia 1954 en Tíbet oriental y en 1959 en Tíbet central. A partir de ese mismo año, cuando el Dalai Lama se exilió en la India, el gobierno Chino introdujo también el elemento de que aquel horrible feudalismo fue, además, culpa suya.

-El concepto de que ciertas sociedades son retrógradas o anticuadas y que hay que “liberarlas” para hacerlas “evolucionar”, una idea llena de prejuicios todavía muy presente en la mentalidad china, no es más que un reflejo de la teoría marxista, según la cual se idealiza un hipotético movimiento vanguardista que libere las clases oprimidas, incluso cuando esas supuestas “clases” no consideren estar siendo oprimidas en absoluto. Esta razón tan absurda es la que se expone por parte de China y del pensamiento comunista en general para justificar el hecho de que hasta su incursión en Tíbet, ningún tibetano había pedido nunca que nadie fuese a liberarlos de nada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: