Archive | febrero 2013

107 inmolados en Tíbet: Un monje de Ngaba se prende fuego

Según se ha confirmado, un monje se prendió fuego ayer en la región de Ngaba, la más castigada por la ocupación china del Tíbet.

Sangdag, monje residente del monasterio de Dhiphu, se inmoló en una carretera principal del distrito hacia las 10 de la mañana, hora local. Según el monasterio de Kirti en su sede de la India, se desconoce cual es la situación actual del Venerable Sangdag: “Poco después de llevar a cabo su protesta, llegó la policía china y apagaron las llamas. Fue trasladado a un hospital de Ngaba, pero poco después la policía se lo llevó a otro lugar”, dice el comunicado, según el cual no fue posible seguirle la pista al mártir.

El Monasterio Dhiphu Gon Gelek Terzoe Ling aloja a unos 500 monjes. Sangdag es el inmolado nº 107.

Ya son 106: Se confirma una nueva inmolación en Tíbet

Otro tibetano más, pariente cercano de un mártir inmolado, se ha prendido fuego también hoy para protestar contra la ocupación China, que ya dura casi 65 años.

Tsezung Kyab (27) se inmoló delante de la gompa principal del monasterio de Shitsang, en Luchu, alrededor de las 13:30 (hora local) tal y como puede verse en la imagen. Falleció en el acto.

Llevó a cabo su protesta en el mismo lugar en el que su primo Pema Dorjee se inmoló el pasado 8 de diciembre.

Nuevo mártir dió su vida por el Tíbet este domingo

Lamentamos comenzar esta nueva semana con la noticia de otra persona inmolada en Tíbet.

Ocurrió ayer domingo. Phagmo Dhondup, un joven de veintitantos años, se prendió fuego en el antiguo monasterio de Jhakhyung, en la región de Tshoshar, Tíbet oriental.

Según Sonam, exiliado en Suiza y con buenos contactos en el país, Phagmo Dhondup se prendió fuego dentro de las instalaciones del campus monástico hacia las 8 de la tarde, hora local: “Los monjes del monasterio han llevado a Phagmo Dhondup a un hospital cercano, donde está recibiendo tratamiento. En el monasterio se está llevando a cabo un servicio de oraciones por él”. Como no podía ser menos, China ha llenado toda la zona con un número desproporcionado de policías y militares que vigilan cada movimiento de la población nativa y de los residentes del monasterio.

Phagmo Dhondup era natural de la cercana localidad de Tsaphuk.

Fotonoticia: Tíbet celebra el Día Internacional de la Lengua Materna

Ayer, 21 de febrero, se celebró el Día Internacional de la Lengua Materna. En defensa del idioma tibetano, un gran número de nativos de Tíbet oriental conmemoraron esta jornada con distintos actos clandestinos, incluso con imágenes de Su Santidad el Dalai Lama. Aquí tenéis algunas fotos que han llegado al extranjero (publicadas por varios usuarios en redes sociales):

Dos tibetanos de 17 y 18 años se inmolan en Zoege

Rinchen

Dos jóvenes tibetanos se prendieron fuego en la región de Kyangtsa (Zoege, Tíbet oriental) ayer martes, en protesta contra la ocupación china.

Rinchen, de 17 años, y Sonam Dhargey, de 18, fallecieron a causa de las quemaduras. Llevaron a cabo su protesta hacia las 9:30 de la mañana, hora local. Las familias están en posesión de los cuerpos y esperan poder llevar a cabo los rituales funerarios sin ser molestados por las autoridades.

Bután, ejemplo agrícola para Tíbet y el mundo

Se podría decir que Bután es un país hermano del Tíbet. Si Tíbet fuese libre, cualquiera que conozca sus culturas sabe que muy probablemente, serían dos países muy semejantes.

Hace dos días, el Primer Ministro Jigme Thinley anunció que a corto plazo Bután se convertirá en el único país con la totalidad de sus cultivos 100% orgánicos.. Es decir, como deberían ser siempre los cultivos y no lo son casi nunca. Bután se ha hecho famoso en los últimos años por tomarse grandes molestias para auditar permanentemente y fomentar de forma activa la felicidad de sus ciudadanos.

La “Política Orgánica Nacional” se basa en algo tan simple como que el éxito en la agricultura se basa en “trabajar en armonía con la naturaleza”, sin sacrificar la salud humana ni el medio ambiente.

A corto plazo, Bután tiene previsto certificar que el 100% de sus cultivos son no-transgénicos, sin pesticidas, sin herbicidas, etc. para sus 700.000 habitantes. La mayoría de la producción de Bután es de maíz, arroz, frutas y otros vegetales, y gran parte de los terrenos rurales del país está libre de químicos de cualquier tipo, y los campos se trabajan con artes tradicionales y de forma justa para todos los implicados. Algo que contrasta con la situación de la vecina India, que ha sido literalmente invadida por Monsanto, el gigante estadounidense de las explotaciones transgénicas y que está causando un gran número de suicidios a causa de sus políticas ultraliberales y lamentables condiciones de trabajo.

Por su parte, la totalidad de las tierras del Tíbet son consideradas propiedad directa del régimen comunista chino, uno de los países que más degradan el medio ambiente junto a Estados Unidos -los Juegos Olímpicos de Pekín dieron buena cuenta de la insoportable contaminación en las grandes ciudades- y que impone durísimas medidas de represión contra los tibetanos nómadas y agricultores, que son incluso trasladados por miles a colonias donde son condenados a vivir en la más absoluta pobreza, abandonando por la fuerza su modo de vida ancestral.