Archive | febrero 2012

Primer tibetano inmolado tras el inicio del Losar

 

El 26 de febrero, quinto día del nuevo año tibetano, un joven tibetano se prendió fuego acabando por morir.

 

Según un artículo publicado por Tibet Times, esta nueva inmolación ocurrió en la localidad de Ling Tsang Rinchenling, en la región de Derge, en Tíbet Oriental. Citando una fuente en el exilio, el periódico informaba en su web que el joven se prendió fuego delante de unas oficinas del gobierno chino estrenadas recientemente. Falleció en el acto.

 

No se han dado más detalles, ya que toda la comunicación con el exterior se ha puesto inmediatamente bajo vigilancia.

 

Según testigos, la semana pasada habían aparecido carteles en los muros de un monasterio cercano amenazando con nuevos sacrificios: “Los tibetanos se están prendiendo fuego porque no hay libertad en Tíbet. En solidaridad con los mártires tibetanos, continuaremos ardiendo”, decían.

 

Tras las advertencias apareció un gran número de policías y militares chinos en toda la zona, limitando los movimientos de todos los vecinos nativos.

 

Según los tres tibetanos que mantienen una huelga de hambre ante la sede de la ONU en Nueva York, “los sacrificios de estos patriotas son muestra de los fracasados esfuerzos de China por ganarse el corazón y la mente del pueblo tibetano. China debe despertar ante la realidad de que jamás podrán soñar con conquistar el afán inmortal del pueblo tibetano de mantenerse unido y decidido para echar abajo el brutal régimen comunista chino”.

 

Fuente: Dossier Tibet

 

 

Reporteros Sin Fronteras denuncia el bloqueo informativo de China sobre Tíbet

Simpatizantes de Reporteros Sin Fronteras durante una protesta contra la censura y la manipulación de China de cara a los Juegos Olímpicos de Pekín en 2008

 

Reporteros Sin Fronteras, la organización internacional por la libertad de prensa, ha expresado su alarma por el absoluto bloqueo a los medios impuesto por las autoridades chinas en Tíbet, que impide informar sobre las recientes inmolaciones de tibetanos y protestas masivas que se están produciendo.

 

“No sólo los medios internacionales tienen prohibida la cobertura de estos eventos, sino que las autoridades además han organizado una campaña comprobada de desinformación valiéndose de medios simpatizantes con el gobierno, como el Global Times [o la propia agencia oficial, Xinhua] que resta importancia a la situación y acusa a la comunidad internacional de interferir”, ha dicho RSF en un informe especial la semana pasada.

 

“Apartada de la vista del mundo, se está desarrollando una crisis a gran escala. Incluso Pyongyang -la capital de Corea del Norte- tiene cobertura mediática internacional, lo cual no es el caso de Lhasa”.

 

Acusando a China una vez más de pretender “controlar al pueblo tibetano bajo llave” expulsando a los periodistas, la ONG dice que Pekín están intentando restringir toda comunicación entre Tíbet y el resto del mundo: “Las conexiones están cortadas, los accesos están bloqueados y los contenidos web relacionados con los incidentes están siendo retirados. Las redes locales están siendo especialmente vigiladas para acabar con cualquier mínimo intento de movilizar apoyos por internet”.

 

RSF también indica que desde el 24 de enero, las lineas de móvil e internet han sido interrumpidas muy gravemente en un radio de 50 kilómetros alrededor de Serthar, la comarca en la que más protestas tibetanas están teniendo lugar.

 

Las webs de información tibetana en el exilio ya no son accesibles, mientras que foros de discusión y blogs en tibetano, como Sangdhor.com o Rangdrol.net tampoco se pueden visitar desde el interior de Tíbet desde el 3 de febrero.

 

Tomando nota de las restricciones ilegales sobre periodistas extranjeros, incluidos equipos de la BBC y la CNN impidiéndoles la entrada, RSF ha declarado que los reporteros sospechosos de haber querido desafiar las instrucciones de la policía están siendo víctimas de acoso por parte de las fuerzas de seguridad chinas: “Algunos se han quejado de que los han estado siguiendo; otros de que la policía les ha acompañado al aeropuerto y les han interrogado durante horas, de que les han forzado a eliminar las fotos que habían hecho y de que se les ha requisado su equipo”, aseguran; algo que ya confirmaron los propios afectados hace semanas. “Estas irregularidades crean un ambiente de constante vigilancia que se suman al estrés y afectan al bienestar psicológico de algunos reporteros”.

 

El informe también condena a China por embarcarse en “una campaña de desinformación” que incluye hackear redes informativas internacionales para infiltrar su propaganda.

 

Según Reporteros Sin Fronteras, China se encuentra actualmente en el puesto 174 de transparencia periodística en un listado de 178 países.

 

Fuente: Phayul.

Resumen de últimos acontecimientos en Tíbet

Jóvenes tibetanos durante el ayuno simbólico del 22 de febrero en Nueva Delhi

 

De cuando en cuando se conocen noticias sobre la actualidad tibetana pero el control chino hace que sea con cuentagotas, a menudo en forma de simples titulares sin poder conocer más detalles, al menos de momento. Hoy también tenemos información de otros sitios del mundo como Nepal o Nueva York. Esperamos poder ampliar la información sobre estos asuntos:

 

-Los monjes del monasterio Akyong Jonang (Amdo) han escapado a las colinas cercanas incapaces de soportar las imposiciones de los oficiales chinos.

 

-Más de cuarenta tibetanos se manifestaron pacíficamente delante de las oficinas del gobierno en Ragtram (Sertha) el día 22 de febrero (primer día de Losar).

 

-La policía de Nepal apalea brutalmente y detiene a trece tibetanos que se manifestaban pacíficamente frente a la oficina de la ONU en Kathmandú ayer. Uno de ellos está hospitalizado en estado grave.

 

-Miembros del Congreso de la Juventud Tibetana son multados por una protesta no autorizada el 20 de febrero en Dasa en la que se prendió fuego a banderas chinas.

 

-La policía de Nueva York ha ordenado que se retire la tienda en la que tres tibetanos están llevando una huelga de hambre indefinida ante el edificio de la ONU. Los huelguistas se han trasladado apenas a unos metros.

 

-La prensa oficial china dice que al festival del caballo de Lhasa, que forma parte de las fiestas de Losar, han acudido más de diez millones de tibetanos. (¡No hay diez millones de tibetanos ni en todo el planeta!)

 

-Tsai Ing-wen, presidente del Partido Progresista Democrático de Taiwán ha expresado su solidaridad con los auto-inmolados en Tíbet y condena la represión china.

 

-Tres estudiantes de Sherab Gatsel Lobling (llamados Tenpa Dhargye, Tashi y Gangri Chöga) han iniciado una marcha en bicicleta entre Delhi y Dasa para llamar la atención sobre la situación en Tíbet.

 

 

Funcionarios chinos intentan agredir a un equipo de CNN en Nepal al acercarse a la frontera con Tíbet

 

Sara Sidner, CNN — El olor del incienso ardiendo y los cantos de profundas gargantas te reciben a las puertas de una de las grandes stupas de Kathmandú, lugares sagrados para el budismo en los que los tibetanos suelen reunirse para rezar. Durante décadas, Nepal ha sido un lugar seguro para los tibetanos que escapan de China.

 

Sin embargo, los activistas tibetanos dicen que la existencia pacífica de su gente ahora se está viendo violentada por la creciente influencia de China sobre Nepal.

 

Sonam Choden, nacida en Nepal aunque de origen tibetano, ha vivido aquí durante toda su vida, oyendo historias de sus padres sobre cómo sus abuelos fueron asesinados por los chinos. Dice que le supera la frustración cuando ve cómo está tratando Nepal a los tibetanos ahora.

 

“Desde que China le dió a Nepal un montón de dinero, el gobierno nepalí no deja a los tibetanos hacer nada. No podemos reunirnos para llorar un luto, o para protestar. Hasta cogen a tibetanos que van caminando por la calle y los mandan a la cárcel”, dice Sonam.

 

Nepal es uno de los países más pobres del mundo, emparedado entre dos gigantes: India y China. Tradicionalmente, la India ha sido la principal influencia para Nepal. Pero la de China sigue creciendo y recientemente ha duplicado su ayuda económica.

 

Además, China está construyendo una linea de tren entre ambos países y carreteras en territorio nepalí, que necesita infraestructuras desesperadamente y no puede permitírselas. Según China se convierte en un factor cada vez más fundamental para Nepal, los refugiados del vecino Tíbet se ven aplastados entre uno y otro.

 

Choden es una de los pocos tibetanos que quieren hablar abiertamente de lo que está pasando. En su hogar reza ante imágenes del Dalai Lama, y también habla claramente sobre los problemas que afectan al Tíbet. Y ha pagado un precio por ello: “Desde 2008 he estado en la cárcel muchas veces, treinta por lo menos”. “¡¿Treinta?!”, pregunta la periodista, sorprendida.

 

En su casa conserva una imagen de ella misma siendo agredida por varios policías durante una protesta en 2008, el año en que las cosas empezaron a cambiar para peor para los tibetanos. Otros vecinos, incluso los nepalíes, dicen en susurros que es verdad.

 

AGRESIÓN EN LA FRONTERA

 

En uno de los puestos aduaneros de la frontera entre Nepal y China (por los que se accede directamente al Tíbet) la principal actividad de negocio es el comercio. Los ciudadanos nepalíes pueden ir libremente a China y también los chinos pueden entrar en Nepal… normalmente para imponer sus normas.

 

Se nos acercan varios hombres en ropa de calle y sin identificación alguna. Ponen las manos sobre la cámara cuando intentamos grabar junto a la frontera. Los hombres hablan chino entre ellos, a pesar de que nos encontramos claramente del lado nepalí.

 

También está allí la policía de Nepal. Nos habían advertido de que si veíamos policías uniformados chinos acercarse por el puente tuviésemos cuidado porque nos podrían romper la cámara. Sin embargo, ellos no nos impedían trabajar… aunque tampoco hacían nada cuando aquellos chinos de paisano nos impidieron hacer nuestro trabajo.

 

Poco después, los mismos hombres chinos nos estuvieron siguiendo bien entradas las calles del pueblo fronterizo nepalí cuando intentábamos hablar con la gente. Finalmente pudimos salir sin ningún daño y con todo nuestro equipo intacto.  El Ministro del Interior de Nepal se ha negado a hacer ningún comentario que tenga relación con Tíbet.

 

Sin embargo un inspector de policía que quiso mantenerse en el anonimato nos dijo que la principal razón que tiene China para ayudar a Nepal es el conflicto tibetano. Durante más de veinte años el gobierno de Nepal y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) han mantenido un acuerdo informal según el cual los tibetanos que llegan al país deben ser respetados sin importar que tengan documentación o no. El gobierno de Nepal permite que los tibetanos que escapan de China se muevan por su país de camino a la India, y ACNUR se encarga de garantizar que así sea.

 

El actual representante de ACNUR en Nepal asegura que el gobierno no ha rescindido ese acuerdo y que las autoridades siguen recibiendo a tibetanos y ayudándolos a cruzar hacia la India de forma legal. El número de tibetanos que llega a Nepal ha bajado notablemente desde 2008, incluso a pesar de las muchas noticias sobre auto-inmolaciones y protestas.

 

Stephane Jaquemet, representante de ACNUR en Nepal, nos cuenta que a finales de los años 90 y principios del nuevo milenio eran dos o tres mil personas las que cruzaban la frontera cada año. “Ahora apenas han sido ochocientos en los últimos tres o cuatro años”, dice Jaquemet, añadiendo que no queda claro por qué el número ha descendido tanto.

 

Sin embargo los refugiados tibetanos sí lo saben: China está ejerciendo más y más presión sobre Nepal para que deje de servir como lugar seguro para quienes intentan escapar del régimen.

 

 

Una disputa política en la India podría poner en peligro las cesiones de tierras a campos de refugiados tibetanos

El ministro jefe de la región india de Himachal Pradesh, Prem Kumar Dhumal, ha dicho hoy que el gobiernocancelará la asignación de tierras del anterior gobierno a los refugiados tibetanos si una investigación demuestra que se cometieron irregularidades.

Dhumal ha explicado que la cesión de terrenos por parte del gobierno de Virbhadra Singh a los exiliados tibetanos se está investigando. “Virbhadra personalmente manipuló la legislación urbanística para favorecer a los tibetanos. La cesión de tierras se podría cancelar si se haya alguna irregularidad”, ha dicho.

 

La amenaza de cancelación llega dos días después de que Virbhadra Singh, el ministro de pequeña y mediana empresa, criticó al partido BJP, gobernante en Himachal Pradesh, de violar las leyes para conceder un permiso especial a Prashat Bhushan para comprar propiedades en el estado. Bhushan es miembro de Team Anna, un grupo de apoyo a Anna Hazare, una luchadora contra la corrupción y admiradora de Gandhi.

 

Mientras se desarrolla la disputa, que no se sabe hasta qué punto podría ser grave o no para los exiliados tibetanos, un tribunal superior de Himachal Pradesh ya ha informado formalmente a la Administración Central Tibetana y al gobierno central de la India. Precisamente el gobierno tibetano en el exilio tiene su sede en Dharamsala, al oeste de Himachal Pradesh.

 

Fuente: Phayul.

 

 

 

 

Huelga de hambre indefinida ante las Naciones Unidas

 

Tres hombres han decidido comenzar el año nuevo tibetano sumándose a la huelga de hambre del Parlamento Tibetano en el Exilio. Sin embargo, no hacen un ayuno simbólico, sino una auténtica huelga de hambre indefinida como protesta ante la pasividad de la comunidad internacional y la Organización de Naciones Unidas.

 

Por eso han decidido acampar ante la sede de la ONU en Nueva York para hacer ver su protesta. Son Dorjee Gyalpo, Yeshi Tenzing, y Su Eminencia el 11º Shingza Rinpoché.

 

 

Rinpoché, de nombre Chökki Gyaltsen, nació el 15 de enero de 1980 en Bongtag (Tíbet). Su Santidad el Dalai Lama lo reconoció como la reencarnación del 10º Shingza Rinpoché cuando tenía trece años y se unió al monasterio de Ragya, en Golok (Tíbet). Escapó al exilio en 1997 y se incorporó al monasterio de Sera al sur de la India. Su Santidad el Dalai Lama le concedió el título de Geshe Lharampa en 2011 tras completar sus estudios de filosofía budista. En 2008 tomó parte de la “Marcha al Tíbet” organizada por cinco ONGs tibetanas. Después fue voluntario de “Regreso al Tíbet”, una misión secreta llevada a cabo por sesenta monjes activistas. Para preservar y promocionar el uso del idioma tibetano, Su Eminencia está organizando un concurso anual de poesía en tibetano. Apuesta por la independencia total del Tíbet y además es escritor. También es fundador de http://www.wokar.net, una web educativa muy popular entre los tibetanos.

 

 

Dorjee Gyalpo nació el 5 de marzo de 1953 en Kyidong Pang-Shing (Tíbet). Escapó a Nepal en 1960. En 1965 se trasladó a la India y estudió en Dharamsala Bajo. Después continuó sus estudios en la Escuela Central Tibetana en Kalinpong. Fue miembro ejecutivo del Congreso de la Juventud Tibetana en 1978, mudándose en 1992 a Massachusetts gracias al Proyecto de Reubicación Tibetana de EEUU, y un año después se estableció en Minnesota. Su inspiración para participar en esta huelga de hambre viene de una charla que dió Su Santidad el Dalai Lama a él mismo y a otros tibetanos que se mudaron a Estados Unidos, cuando dijo que son los representantes de seis millones de tibetanos. Siempre ha sido un miembro activo del Congreso de la Juventud Tibetana y ha participado en muchos eventos. Actualmente es representante de esta ONG en Minnesota.

 

Yeshi Tenzing nació el 15 de marzo de 1973 en el exilio y estudió en la Escuela Central Tibetana en Dalhousie. Fue presidente del Congreso de la Juventud Tibetana en Herbertpur (India) entre 2004 y 2010. Ha sido un miembro activo del Congreso y ha participado en muchas de sus campañas en la India.

 

 

Declaración del Parlamento Tibetano en el Exilio con motivo del Año Nuevo Tibetano

Declaración del Parlamento Tibetano en el Exilio con motivo de la huelga de hambre simbólica de un día llevada a cabo por sus miembros y público en general durante el primer día del nuevo Año Tibetano del Dragón de Agua, 22 de febrero de 2012, en el Theckchen Choeling, Templo Principal de Dharamsala.

 

 

Penpa Tsering, portavoz del Gobierno exiliado, pronuncia el discurso.

 

Entre los patriotas hombres y mujeres tibetanos que han cometido el heróico acto de la auto-inmolación en Tíbet bajo las dos consignas principales que demandan el regreso de Su Santidad el Dalai Lama al Tíbet y libertad y derechos humanos para el pueblo tibetano, el Venerable Tapey del monasterio de Kirti marcó la pauta el 27 de febrero de 2009. Desde entonces, entre el 16 de marzo de 2011 y el 19 de febrero de 2012, alrededor de veintitrés tibetanos, tanto laicos como ordenados, se han auto-inmolado en Tíbet por Tíbet y su pueblo. Dos tibetanos han hecho lo mismo fuera del Tíbet, por lo que son un total de veinticinco por ahora. Quince de ellos, incluidas tres monjas, han perdido sus preciosas vidas en el proceso y no hemos podido constatar en qué condiciones ni dónde se encuentran los demás.

 

También hemos sabido por medio de fuentes fiables que el 23 de enero de 2012, con motivo de la celebración del Año Nuevo chino, los tibetanos en Tíbet quisieron dedicar ese día al luto, celebrando manifestaciones pacíficas. Sin embargo, la policía china y los militares abrieron fuego real indiscriminado sobre ellos y cuatro tibetanos en Draggo, dos en Sertha y uno en Zamthang, siete en total, fueron masacrados. Más aún, hemos podido saber que el 8 de febrero de este mismo año, el mismo tipo de concentraciones pacíficas tuvieron lugar en otros lugares, como Nangchen, Trindu, Zatoe, Golok, Chuchen, Chabcha, etc. observando el “Miércoles Blanco”, considerado un día favorable para rezar por la larga vida de Su Santidad el Dalai Lama. Sin embargo, dado que el gobierno chino había bloqueado todas las conexiones de internet y de teléfono en la mayoría del Tíbet y especialmente en aquellos lugares en los que se celebraban concentraciones, no llegamos a ser conscientes del grado de represión y el número de gente asesinada, torturada o arrestada. En efecto, existe un estado de sitio militar no declarado en Tíbet en estos momentos y el gobierno chino ha declarado abiertamente la “guerra” sobre el pueblo tibetano en su conjunto.

 

El Parlamento Tibetano en el Exilio ha estado llamando la atención continuamente al gobierno de China y a la Comunidad Internacional sobre la urgencia de la situación en Tíbet por medio de una serie de notas de prensa. Recientemente, una delegación especial del Parlamento Tibetano en el Exilio viajó a Nueva Delhi para informar a algunas embajadas de distintos países sobre el rápido deterioro de las condiciones de vida en Tíbet. También hicimos llegar una carta abierta al presidente chino.

 

Por medio de esta declaración, una vez más volvemos a llamar la atención del gobierno de China y a la Comunidad Internacional como sigue:

 

Llamamiento a los líderes chinos:

 

1. Retiren el enorme refuerzo militar para reducir la tensión inmediatamente y tomen medidas para otorgar la debida consideración a las aspiraciones del pueblo tibetano.

 

2. Permita que delegaciones de observadores independientes y apartidistas valoren la situación sobre el terreno. Si tienen problemas con ello, permitan que una delegación tibetana visite el Tíbet.

 

3. Acaben con las políticas y los programas que tienen como objetivo destruir la identidad del pueblo tibetano. Proporcionen libertad religiosa y pongan en marcha medidas de reconciliación para apaciguar el sentimiento de dolor en el pueblo tibetano.

 

4. Detengan la sedentarización de los nómadas tibetanos e incluyan la participación tibetana en el cuidado del medio ambiente sirviéndose de sus muchos siglos de sabiduría viviendo en la meseta tibetana.

 

5. Todas las actividades de desarrollo en Tíbet deben prestar la consideración debida al frágil medio ambiente tibetano y deben proporcionar el debido beneficio a los nativos tibetanos.

 

6. Pongan en libertad a todos los presos políticos, incluido Panchen Rimpoché Gedun Choeky Nyima, del mismo modo en que lo hizo Birmania, para crear una mayor confianza entre el pueblo y el gobierno.

 

7. Retomen el diálogo con los tibetanos con el compromiso y la convicción de buscar soluciones duraderas al Conflicto Tibetano así como paz y estabilidad en toda la región geo-estratégica.

 

Del mismo modo, en cuanto a la Comunidad Internacional, hacemos un llamamiento a los líderes del mundo libre, no sólo para que expresen su preocupación sino además para que intervengan en frenar la peligrosa situación que prevalece en el interior de Tíbet y ayuden a encontrar soluciones duraderas al Conflicto Tibetano de cara a un acuerdo de beneficio mutuo por medio del diálogo.

 

Confiamos en que, mientras se relacionen de forma constructiva con China, no se abstendrán de exponer su preocupación por los valores de la democracia, la igualdad, la justicia y los derechos humanos básicos que tanto aprecian ustedes.

 

Parlamento Tibetano en el Exilio.

Dharamsala (India). 22 de febrero de 2012.

 

El video del Honorable Portavoz del Parlamento Tibetano en el Exilio está disponible en www.tibetonline.tv