Archive | julio 2013

Brutal agresión de ciudadanos chinos a vecinos tibetanos

Se han recibido en el exilio noticias de varios tibetanos heridos graves durante un ataque por parte de chinos de etnia han en el condado de Arik Dragkar (Amdo), cerca de la frontera china. Un lugar donde es habitual que haya tensiones territoriales entre ambas comunidades.

El sangriento ataque contra treinta tibetanos ocurrió el pasado día 17. Según ha explicado Arik Gyurmey, miembro del Comité de Lengua Tibetana, con sede en Dharamsala, “eran unos treinta tibetanos congregados en el puesto de seguridad local, entre Dragkar y Tsomen, cuando sus tiendas de campaña fueron atacadas por un grupo de chinos; diecisiete resultaron heridos. Unos diez consiguieron escapar con heridas leves. Al menos tres resultaron muy graves”, dijo en una rueda de prensa el día 20.

“Todas las víctimas han sobrevivido, pero Rabten, Samdup y Xiao Zhang se encuentran en estado crítico y reciben tratamiento en un hospital de Ganzu. El incidente no es nada nuevo. Es un territorio en conflicto durante largo tiempo entre chinos de etnia han y tibetanos”.

Según el administrativo, “esta banda china consiste de cien miembros. Llegaron en vehículos a motor y en caballo, y estaban bien armados con armas caseras, entre ellas tablas con clavos, palos de madera y piedras afiladas. Atacaron a los tibetanos mientras éstos acampaban”. En cuanto a los tibetanos, “Rabten es el líder de la aldea de Dragkar y tiene las manos y las piernas totalmente rotas, y otros también tienen heridas en las piernas y la cabeza”.

Explica también que ya se han producido muchas muertes por los enfrentamientos entre tibetanos y han durante los últimos treinta años, “pero el último, en este puesto de seguridad tibetana, ha sido uno de los más sangrientos ataques por parte del lado chino”.

La policía china se presentó en el lugar poco después asegurando que pondrán fin a la situación lo antes posible, prometiendo proteger a los tibetanos locales, algo en lo que éstos no confían.

Anuncios

Fallece un monje inmolándose en Zoege: Ya son 120 mártires tibetanos.

El monje fallecido durante un acto religioso.

La oleada de inmolaciones continúa en Tíbet, con información de última hora sobre otra protesta de este tipo en la región de Zoege, en Tíbet oriental.

Kunchok Sonam, un monje de 18 años del monasterio de Zoege se prendió fuego hacia las 8:40 de la mañana de hoy sábado para protestar contra la ocupación china. Falleció en el acto. Según el portal Tibet Times, el Venerable llevó a cabo su plan tras las oraciones de la mañana. Poco después se presentó la policía y, como es habitual, intentaron llevarse el cuerpo de Kunchok. Sin embargo, los vecinos y monjes de la zona lo impidieron. Se desconoce dónde ha sido custodiado.

Konchok Sonam era hijo de Sonam Palden y Lentrug. Con su sacrificio ya se cuentan un total de 120 tibetanos que deciden protestar contra la represión china y pedir el regreso de Su Santidad el Dalai Lama prendiéndose fuego a sí mismos. Es la tercera vez que lo hacen en Zoege, después de morir dos monjes en abril pasado.

Tanto el gobierno exiliado como el Dalai Lama han repetido una y otra vez que desaprueban las inmolaciones, aunque comprenden y condenan los motivos que las causan.

Varios monjes atendiendo al mártir

 

Más detalles sobre los incidentes en Tawu

A pesar de la censura del régimen chino sobre las comunicaciones en Tíbet, se han conocido más detalles sobre la situación en la región de Tawu.

Cientos de vecinos se congregaron el pasado día 6 de julio en la montaña sagrada de Machen Pomra para ofrecer oraciones con motivo del 78 cumpleaños de Su Santidad el Dalai Lama, a lo que la policía respondió abriendo fuego contra la multitud.

Ahora se ha sabido también que en total fueron detenidas 18 personas en un puente cerca de la montaña. De ellos, 14 tenían heridas por arma de fuego y están recibiendo tratamiento, según el Centro Tibetano por los Derechos Humanos y la Democracia (TCHRD). No hay constancia de ningún fallecido. Entre los heridos está Yama Tsering, un anciano de 72 años que fue brutalmente apaleado y resultó con cuatro costillas rotas.

Por su parte, Dekyi Gonpo, también conocido como Goleb, se ha quedado sordo de un oído, mientras que Ngawang, antiguo administrativo del monasterio de Nyatso, el laico Tamka Chöden y un escolar llamado Palden Wangmo también han sido identificados como heridos.

También, Tashi Sonam, monje y maestro del mismo monasterio recibió un disparo en la cabeza. Ugyen Tashi -laico- recibió ocho balazos en total. Ambos se encuentran en estado crítico.

Gyaltsen, activista ecologista, también fue golpeado brutalmente y tiene dos costillas rotas. Tsewang Chöphel, veterano monje y administrativo, fue también disparado varias veces en las manos y las piernas y también se encuentra en estado crítico.

Según fuentes locales, la policía inició los actos violentos provocando a la multitud al arrojar piedras contra las lunas del coche del monje Jangchup Dorje, hermano de la monja Palden Choetso, una de las mártires inmoladas en 2011. Los ruegos de los abades y monjes más ancianos no evitaron la confrontación, que continuó cuando la policía dio orden de disparar, golpear y arrojar gases lacrimógenos.

Tras el incidente, el mismo día unos 3000 tibetanos se reunieron en el monasterio y pidieron la inmediata puesta en libertad de los detenidos, que fueron liberados al día siguiente por la tarde.

La policía china abre fuego contra tibetanos por celebrar el cumpleaños del Dalai Lama

Un monje tibetano se encuentra en situación crítica y varios otros, incluido un hermano de un inmolado, están gravemente heridos después de que las fuerzas armadas chinas abriesen fuego y lanzasen gas lacrimógeno para dispersar a la multitud que se congregó para celebrar el 78º cumpleaños de Su Santidad el Dalai Lama, en la región tibetana de Tawu.

El incidente ocurrió cuando cientos de tibetanos se unieron a los monjes del monasterio de Nyatso y las monjas del monasterio de Geden Choeling la mañana del 6 de julio para ofrecer oraciones dedicadas a Su Santidad, en una colina cercana.

Según Lobsang Jinpa, un ex-preso político que actualmente vive en la India, un convoy de la Policía Armada china llegó al lugar de la celebración rodeando la zona inmediatamente, prohibiendo a los tibetanos seguir con sus rezos.

Al hacerse más tensa la situación, Jangchup Dorjee, un monje y hermano menor de Palden Choetso -una de las mártires inmoladas- intentó conducir atravesando un control de seguridad. La policía reaccionó abriendo fuego indiscriminadamente contra la congregación, hiriendo de forma crítica al monje Tashi Sonam, que recibió un balazo en la cabeza (en la foto de la izquierda, intentando sacarle la bala del cerebro). Actualmente se encuentra en un hospital de Chengdu. También se lanzaron gases lacrimógenos que causaron daños a varios tibetanos. En la imagen de abajo, un tibetano llamado Nyendak muestra el balazo que recibió en la pierna.People's Armed Police stopping Tibetans from proceeding towards a local prayer site in Tawu region of eastern Tibet on July 6, 2013.

Según la misma fuente, todos los heridos están graves y algunos han tenido que ser trasladados al hospital comarcal donde están siendo tratados: “La situación sigue siendo tensa. Hay un gran número de policías armados en la zona, rodeando Nyatso y nadie tiene permiso para salir ni entrar del monasterio”.

Nyendak showing bullet wound to his leg after Chinese security forces opened live fire on Tibetans gathered to offer prayers on the 78th birthday of His Holiness the Dalai Lama in Tawu region of eastern Tibet on July 6, 2013.El uso de la fuerza durante este incidente confirma la falsedad del rumor que se había extendido durante los últimos días, según el cual el gobierno chino autorizaría los retratos del Dalai Lama en Tíbet, algo que ha desmentido categóricamente.
Según Tenzin Jigdal, director del Programa de Estudiantes por un Tíbet Libre (India), “el hecho de que los tibetanos en Tawu hayan sido tiroteados y se les haya prohibido celebrar el cumpleaños de Su Santidad no sólo muestra la falta de libertad que hay en Tíbet, sino que desmiente tajantemente las últimas informaciones que aseguraban que se permitiría reverenciar su retrato”.

“The fact that Tibetans in Tawu were open fired and stopped from celebrating His Holiness’s birthday not only highlights the lack of freedom in Tibet but clearly discards the recent report on the change in China’s policy allowing Tibetans in Tibet to openly revere His Holiness the Dalai Lama,” said Tenzin Jigdal, Program Director of Students for a Free Tibet, India.